Ratifican sanción contra empresa que operaba barco hundido en Guatapé

3

La Superintendencia de Puertos y Transporte ratificó este lunes que la responsabilidad por el hundimiento del barco El Almirante, ocurrido en Guatapé (Antioquia) hace un año y que dejó nueve personas fallecidas, recae sobre la empresa dueña del mismo: Asobarcos Guatapé. 

Esta decisión confirma la que ya había tomado la entidad de vigilancia en febrero de este año, en la que no solo responsabilizó a Asobarcos Guatapé del hecho, sino que también ordenó la cancelación definitiva de la habilitación otorgada por el Ministerio de Transporte a dicha empresa, a la cual le impuso una multa de 520 millones de pesos por desconocer e infringir las normas dispuestas para el transporte fluvial de pasajeros. 

De hecho, en la ratificación, Supertransporte reiteró que en la operación de la embarcación aquel 25 de junio de 2017, día de la emergencia, la empresa cometió varias irregularidades.

Una de ellas fue no haber tramitado con antelación el permiso para zarpar. “La embarcación El Almirante salió del muelle de Guatapé sin contar con el respectivo permiso de zarpe obligatorio por ley para prestar el servicio tramitado”, indica el documento de la sanción.

Aunque Asobarcos Guatapé apeló la primera sanción diciendo que el día del accidente no había inspector fluvial en la zona para tramitar dicho permiso, Supertransporte argumentó que el trámite debió hacerse el día hábil anterior, es decir, el viernes 23 de julio.

El accidente y sus consecuencias se originaron por la omisión, desconocimiento y vulneración a las normas de transporte que debió cumplir la empresa según la ley

Otra de las fallas, de acuerdo con la Superintendencia, es que no se pudo comprobar, como lo argumentó Asobarcos Guatapé, que todos los pasajeros recibieron el chaleco antes del viaje y que luego se lo quitaron. “Sí hubo prueba de que muchos chalecos se encontraron en bolsas sin detonación de haber sido usados y, por lo tanto, entregados a los pasajeros”, dice el texto de la entidad.

Vale recordar que tras el accidente, el informe pericial del barco, realizado por la Dirección General Marítima (Dimar), determinó que la motonave no cumplía con las normas técnicas requeridas para esta clase de transporte.

Las medidas de seguridad en actividades acuáticas se reforzaron en Guatapé.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

Así las cosas, la Superintendencia de Puertos y Transporte concluyó que “el accidente y sus consecuencias se originaron por la omisión, desconocimiento y vulneración a las normas de transporte que debió cumplir la empresa según la ley”.

Según cifras de la secretaría de Turismo de Guatapé, en semana reciben diariamente cerca de 1.000 visitantes, mientras que los fines de semana pueden llegar hasta 3.500, una cifra que se incrementa si es puente festivo, cuando han llegado hasta 7.000 personas, poco más que la población de Guatapé (6.970 habitantes).

MEDELLÍN