Inicio Colombia Sigue dilema sobre cuál es la autoridad ambiental en Bucaramanga

Sigue dilema sobre cuál es la autoridad ambiental en Bucaramanga

Aunque el Consejo de Estado le quitó la competencia de autoridad ambiental urbana al Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB) y se la devolvió a la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) desde junio pasado, la primera entidad asegura que se mantiene en ejercicio de esta labor.

Tras consultas a los alcaldes de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta, sobre el cumplimiento del fallo y el giro de los recursos de la sobretasa ambiental a la CDMB (unos 65.000 millones de pesos al año), y solo el de la capital no lo ha acatado. Los demás indicaron que ya transfieren el dinero y las decisiones y permisos en materia ambiental los tramitan en la Corporación.

Así las cosas, aunque el AMB insista en que tiene competencia en lo ambiental, ya no recibe los recursos de los cuatro municipios para poder funcionar en esta materia.

En el caso de Bucaramanga, el alcalde Rodolfo Hernández Suárez se ha opuesto a la decisión del Consejo de Estado y enfatizó en que no le “girará un solo peso a la CDMB”. Según él, aún no hay una última palabra y sigue el litigio frente a quien debe ejercer la autoridad ambiental, que mientras tanto para él es el AMB.

No le vamos a girar a la CDMB hasta que me demanden en la corte celestial y cuando la última instancia ordene lo haré

“Me han hecho embates (ataques) terribles para que entregue al AMB como autoridad ambiental (…) pero la plata, mientras no paguemos, la tenemos en el banco. No le vamos a girar a la CDMB hasta que me demanden en la corte celestial y cuando la última instancia ordene lo haré”, dijo Hernández.

El mandatario señaló que hay en el banco 80.000 millones  de pesos que, según él, los quieren en la CDMB para pagar contratos que le deben a algunas personas que apoyaron la campaña al Congreso de Nubia López, esposa del excongresista Fredy Anaya y hoy Representante a la Cámara.

El alcalde de Floridablanca, Héctor Guillermo Mantilla Rueda, precisó que respeta los fallos judiciales y tras la sentencia le empezó a girar los recursos a la CDMB.

“Nosotros recibimos un requerimiento de la Procuraduría General de la Nación donde dijo que la autoridad ambiental urbana era la CDMB. Desde agosto le enviamos la sobretasa y todos los procesos del municipio se tramitan allí”, dijo Mantilla.

El mandatario agregó que el AMB, como autoridad ambiental, no fue efectiva, su gestión no estuvo a la altura de lo que merecían los municipios y la ciudadanía.

“Los trámites eran burocratizados, dilatorios, tormentosos, y si así era con nosotros no me imagino cómo sería con los ciudadanos. Ojalá que con la CDMB se mejore la gestión”, dijo Mantilla.

El Área Metropolitana de Bucaramanga, pese al fallo, continúa ejerciendo labores como autoridad ambiental urbana.

Foto:

Jaime Moreno

Girón por su parte, en cabeza del alcalde, John Abiud Ramírez, precisó que acató el fallo por la claridad jurídica que hay y porque también recibió comunicación de los entes de control que reconocen a la CDMB como la autoridad ambiental, “entonces no podemos ir en contravía de los conceptos y debemos aplicarlos. El AMB trató de hacer lo mejor posible, pero esta incertidumbre jurídica no ha permitido que ni esa entidad ni la CDMB ejerzan el mejor papel y quien pierde es el ciudadano. Nosotros ya le giramos a la Corporación y hacemos los trámites allá”, dijo el Alcalde.

Y el mandatario de Piedecuesta, Danny Ramírez, manifestó que también acata el fallo, reconoce a la CDMB como autoridad ambiental urbana y la Secretaría correspondiente, en esta caso la Oficina de Medio Ambiente y Gestión del Riesgo de Desastres, hará los ajustes según la norma.

En una carta que envió el procurador delegado para asuntos ambientales, Gilberto Augusto Blanco Zúñiga, en agosto pasado a los alcaldes y al director del AMB, Rodolfo Torres Puyana, el funcionario les pide reconocer a la CDMB como autoridad para no afectar el derecho de los ciudadanos al goce de un ambiente sano, al debido proceso dentro de las actuaciones administrativas, y para que no incurran en fraude a resolución judicial o no incurran en faltas disciplinarias.

LUIS ALFONSO CÁRDENAS
Diario ADN Bucaramanga