Inicio Colombia Situación de líderes, la más ‘dramática’ que ha visto relator de ONU

Situación de líderes, la más ‘dramática’ que ha visto relator de ONU

Como “dramática” describió la situación de los líderes sociales en Colombia el relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, tras un recorrido de 14 días en el que escuchó a por lo menos 200 de ellos.

“Como relator especial he visitado muchos países, pero la situación que veo en Colombia es realmente dramática”, dijo puntualmente Forst.Contó que logró percibir “el miedo y el horror” que viven ante los constantes ataques y amenazas.

De hecho, según la ONU, mientras la tasa general de homicidios en el país se ha reducido en un 40 por ciento en los últimos años, la violencia contra los defensores de derechos humanos va en aumento.

Tras ver la cantidad de asesinatos y amenazas, además de sentir el temor en todas las partes del país, para el relator especial de la ONU para este tema se demuestra que sí hay una sistematicidad en los ataques contra líderes sociales.

Sin embargo, aclaró que de eso no habló con el presidente Iván Duque, con quien se reunió este martes para compartir los hallazgos de Naciones Unidas.

Tras el encuentro con Forst, el mandatario dijo que es un presidente “comprometido, todos los días, no solamente con los derechos de los líderes sociales” sino también con involucrarlos en la construcción del pacto por la equidad.

Precisamente, el relator de la ONU destacó que su presencia en Colombia se debía a una petición del presidente Duque, tras 10 años de no presentarse una visita de este tipo al país.

Y el mandatario confirmó que hizo la solicitud desde el comienzo de su gobierno para que le den recomendaciones que lo ayuden en el diseño de la política para proteger a los líderes sociales.

Desde que empezó nuestra administración hemos resaltado la importancia de proteger y garantizar los derechos de los líderes sociales”, enfatizó el presidente Duque.

Forst destacó incluso que a pesar del panorama encontrado y que describió como “horrible”, ve en el actual gobierno voluntad para trabajar por la seguridad de los líderes y defensores de derechos humanos.

De otro lado, dijo haber recibido “preocupantes denuncias” de diferentes líderes, en el sentido de que algunas compañías internacionales, sobre todo de la industria extractiva, estarían involucradas en los ataques.

Por eso, Forst anunció que enviará a esas empresas –cuyos nombres no reveló– cartas oficiales con las denuncias y preguntas sobre los ataques.

Las compañías, según explicó, tendrán 60 días para responder al relator de Naciones Unidas, tras lo cual él dará una respuesta pública sobre la información que reciba.

‘Funcionarios deben evitar declaraciones que los difaman’

Usted dice que esta ha sido la visita más dramática de su carrera, ¿por qué?

Eso fue lo que sentí al escuchar los testimonios de los defensores ante tantos ataques. Además, hay que tener en cuenta el impacto de grandes campañas de difamación por parte de funcionarios públicos, incluso a niveles altos del Estado. Escuché una declaración del ministro de Defensa sobre los defensores y una más del gobernador de Antioquia que, para mí, son inaceptables. En la reunión con el Presidente le dije que era necesario hacer un llamado a los funcionarios para evitar ataques públicos que tienen efectos desastrosos y difaman el maravillosa trabajo de los defensores.

¿Qué piensa del índice de impunidad de casi el 50 por ciento en los crímenes contra defensores de derechos humanos?

De eso hablé con el Fiscal General. Creo que hay que analizar la información e investigar, pues, muchas veces, esas cifras no reflejan realmente la situación de los ataques contra defensores. Me preocupa que mientras en todas partes del país hay una disminución de los homicidios, al mismo tiempo aumentan los asesinatos del defensores.

Algunos de los asesinatos de defensores se explican por el conflicto, pero también una gran parte del país no ha tenido presencia del Estado

¿Cómo está Colombia, comparada con otros países en la situación de los líderes sociales?

Es muy difícil comparar situaciones de un país a otro; en todo el mundo es muy difícil y hay fuertes ataques. En varios países de Latinoamérica hay un alto número de asesinato de defensores; eso amerita atención especial, pues la tasa de impunidad muestra que algo no funciona. A nivel global, Colombia es un país único porque viene de una larga guerra, algunos de los asesinatos de defensores se explican por el conflicto, pero también una gran parte del país no ha tenido presencia del Estado, y cuando eso pasa otros actores armados toman el control y son los más peligrosos para los líderes.

¿Habló con el Presidente de ese tema?

Claro que sí. El Gobierno sabe que la desmovilización de estas personas es parte de la solución, pero también lo es llegar a todos los lugares en los que antes no estaba para mejorar la seguridad. Pero también llegar con educación, salud, servicios básicos y empleo para asegurar el bienestar en las regiones.

Acción comunal pide protección para todos

En el marco de los 60 años de la Confederación de Acción Comunal, esa organización denunció que, aunque la violencia ha bajado desde la firma del acuerdo de paz, persisten los ataques contra líderes comunales. Ceferino Mosquera, presidente de la confederación, dijo que en los dos años tras la firma de la paz han sido asesinados más de 220 líderes comunales.

“Cuando se presentan hay situaciones de seguridad siempre es el líder el que queda en la mitad porque es quien atiende a los entes del estado cuando van a su territorio a hacer alguna acción y también les toca atender a los actores del conflicto cuando llegan, entonces termina o siendo auxiliador de la guerrilla o del Gobierno y eso automáticamente lo convierte en enemigo público de cualquiera de los bandos”, dijo Mosquera.

Es por estar en medio de los territorios que, según el presidente de la Confederación de Acción Comunal, que son “la organización de víctimas más grande de Colombia, creemos que en todo lo corrido del conflicto la acción comunal ha puesto más de 11.000 muertos”. 

A pesar de esto,  resaltó que este gobierno ha puesto atención al problema y está trabajando con los líderes para encontrar soluciones. “Tengo que destacar que este Gobierno le ha puesto mucha atención a la situación, hemos hecho dos mesas de seguridad, la Ministra (del Interior) ha estado muy interesada y se están haciendo cosas, tanto así que el nuevo decreto del Gobierno sobre seguridad de líderes apunta a proteger a los líderes comunales en su contexto central”, comentó.

Por último Mosquera agregó que uno de los retos, dijo, es que las acciones de protección no solo sean para los líderes que han recibido amenazas, puesto que muchos de los asesinatos son contra personas que no las habían recibido y, por lo tanto, no tenían un esquema de protección y seguridad.

JUSTICIA