Inicio Colombia Tras audiencia, concejal de Manizales habría quedado fortalecido

Tras audiencia, concejal de Manizales habría quedado fortalecido

De acuerdo con lo expuesto por el representante de la Procuraduría y la defensa del concejal de Manizales Carlos Mario Marín Correa, la demanda de pérdida de investidura por inasistencia interpuesta contra el edil ‘no tendría lugar’. El fallo del Tribunal Contencioso Administrativo de Caldas se conocerá en próximos días, pero ante las pruebas, Marín continuaría ejerciendo su cargo.

Las apreciaciones se conocieron ayer en la audiencia que ante este Tribunal tuvo el cabildante del Partido Verde y su demandante Liliana Patricia Muriel, directora jurídica de la Constructora Felipe Calderón (CFC). Esta organización es la encargada de las obras de urbanización de la Ciudadela Tierra Viva que se construye contiguo a la reserva Río Blanco.

Muriel, quien actuó como persona natural luego que CFC no pudiera ejercer como persona jurídica, alegó que Marín no habría asistido a nueve sesiones de la corporación por lo que incurriría en una falta contra la Ley 617 del 2000. En ella se indica que un concejal no puede ausentarse, sin justa causa, de cinco o más sesiones en un mismo período.

Juan Manuel Giraldo, apoderado de la demandante, señaló ante la sala plena de este tribunal, que Marín se ausentó a tres sesiones en 2016 y seis en 2017, en las que se votaron “proyectos de interés para el municipio”.

Ante estos argumentos, el representante del Ministerio Público indicó, durante la audiencia, que la ley refiere las cinco inasistencias dentro de un mismo periodo de sesiones, no en la totalidad del tiempo en ejercicio. Considerando entonces, que el Concejo tiene tres sesiones por año, pidió al tribunal que al “no configurarse la causal del demandante, sea denegada esta petición”.

Al mismo tiempo, los abogados de Marín sustentaron que dichas faltas no ocurrieron en el mismo periodo y que el concejal presentó una excusa médica en la que se indica una incapacidad por cinco días, los mismos en los que se desarrollaron las sesiones extraordinarias de septiembre de 2017, en los cuales se basó gran parte de la demanda.

Ante el desenlace preliminar del caso, hasta el momento favorable para los intereses del concejal, la constructora CFC entregó un comunicado en el que manifiesta que “después de la audiencia celebrada queda cumplido el deber ciudadano y democrático de poner en evidencia el caso ante la justicia”.

Además, menciona que debe estar “a conciencia del Concejal y bajo criterio de los manizaleños” el actuar de este servidor público.

Al respecto de esta primera etapa del proceso, Daniel Quiceno, representante legal de Marín, indicó que es apresurado asegurar que no habrá pérdida de investidura, pero que en caso de presentarse una segunda instancia se apelaría.

“Tanto el representante de la Procuraduría como nosotros coincidimos en que la interpretación de la norma hecha por la demandante es equivocada. Él no es un Concejal ausentista sino uno que ha hecho control político y que ha enfrentado varios procesos que buscan opacar su gestión”, manifestó Quiceno.

El fallo definitivo será entregado en próximos días según informó el magistrado ponente, Augusto Chávez.

LAURA USMA CARDONA
PARA EL TIEMPO