Inicio Colombia Urbanos online, rurales offline

Urbanos online, rurales offline

“Tengo angustia. La angustia del maestro”, así define Hernando Medina, docente de danzas con 36 años de experiencia en colegios públicos y privados, su situación desde el pasado 15 de marzo. Ese día, para evitar la propagación del coronavirus, el Gobierno decidió suspender las clases presenciales en todo el país.

Hernando trabaja en el Centro Educativo Distrital Antonio Van Uden, de la localidad de Fontibón, en Bogotá. En este colegio, la gran mayoría de sus 720 estudiantes son migrantes venezolanos o jóvenes indígenas de la etnia misak, de origen guambiano, cuyo asentamiento está ubicado en barrios cercanos al río Bogotá. Estos jóvenes no solo comparten altos niveles de pobreza, sino también la imposibilidad de conectarse virtualmente, al menos desde casa. Para ellos, internet se limita a los pocos minutos que pueden arañar en algún comercio cercano, explica el profesor.

Publicidad