Ya no prohibirán llegada de basuras a relleno sanitario de Bucaramanga

9

La Alcaldía de Bucaramanga echó para atrás la advertencia que mantenía sobre impedir a partir del jueves el ingreso de basuras de 16 municipios del área metropolitana y la región al relleno sanitario El Carrasco, en tanto la Corporación Autónoma de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) no levantara la suspensión de la construcción de un ‘box culvert’, una obra que se adelanta en el sitio de disposición de los residuos, medida que fue tomada por incumplimiento de requisitos.

Según el jefe de Gobernanza de la Alcaldía, Manuel Azuero, el ultimátum fue anulado en las últimas horas dado que, la corporación ambiental de la ciudad por medio de un comunicado se comprometió a reunir su consejo directivo el próximo viernes 13 de julio para tratar el tema de dar continuidad a la obra, una estructura con la se pretende proteger una quebrada y ampliar la vida útil del rellenoo que a diario recibe  mil toneladas de basura.

“El tema se revocó porque la CDMB dijo que daría continuidad y que este viernes se reuniría con su equipo para concretar la situación”, expresó Azuero.

Asimismo, la entidad medioambiental encargada refirió que habría total tranquilidad para los habitantes de los municipios que arrojan sus basuras en El Carrasco, pues la obra, luego de una aprobación que emita el consejo de la Corporación, continuaría.

“Buscando la solución a la problemática para poder resolver el levantamiento la medida preventiva que tuvimos que interponer, convocamos al consejo directivo el viernes y ahí, vamos a llevar entre los puntos, el cambio de zonificación que corresponde al ‘box culvert’, teniendo clara precisión de que esté enfocado a la protección de la fuente hídrica y que le corresponde a la Corporación la no afectación, luego, esperamos la aprobación del Consejo y damos continuidad”, dijo Martín Camilo Carvajal Cámaro, director de la CMDB.

La advertencia que había lanzado la Alcaldía de Bucaramanga de no permitir el ingreso de basuras de los otros municipios había generado el rechazo de los mandatarios locales de esas poblaciones, quienes señalaron que de darse se vulnerarían los derechos a la ciudadanía al poner en riesgo los derechos a la salud, al medio ambiente, al equilibrio ecológico y sanitario.

BUCARAMANGA