Inicio Comunicación Ana Rosa Quintana, sobre su apuesta política: ‘Si me gusta el programa...

Ana Rosa Quintana, sobre su apuesta política: ‘Si me gusta el programa que presenta Podemos, les votaré’

Con las elecciones de Andalucía a la vuelta de la esquina, el tema político está a la orden del día en las mañanas televisivas de Ana Rosa Quintana. Juan Carlos Monedero visitaba la mañana del martes 27 de noviembre ‘El programa de Ana Rosa‘ para defender el programa de Podemos respecto a los de otras formaciones y bromeó con la posibilidad de que la presentadora les votara. La respuesta de esta sorprendió a todos los presentes.

Ana Rosa Quintana en 'El programa de Ana Rosa'

Ana Rosa Quintana en ‘El programa de Ana Rosa’

El político expresaba cómo habían gestionado Podemos y PSOE los pactos para aceptar los presupuestos con un salario mínimo interprofesional del 28%, a diferencia del 1% que planteaba Albert Rivera. “Esto es lo mejor que habéis hecho”, confesaba Ana Rosa Quintana, algo con lo que Monedero bromeó sobre la posibilidad de que esta votara a su partido. “Pues a lo mejor, si me gusta el programa que presentáis, os voto”, expresaba esta. “Me parece excelente, vas por el buen camino”, añadía Monedero.

La confesión sorprendió a algunos presentes como la periodista María Claver, que se atrevió a asegurar que se había perdido el control de la situación. “Esto que está diciendo no tiene ni pies ni cabeza”, expresaba esta. “¿El qué, que vote a Podemos?”, cuestionaba Ana Rosa Quintana. “Eso por supuesto, te considero una mujer de orden con la cabeza bien amueblada“, compartía la periodista.

Por una propuesta atractiva

“Los que llevamos mucho tiempo haciendo programas y política al final votamos al que hace una propuesta que nos parece más interesante para el país“, confesaba la presentadora ante el comentario de Claver. “A mí me dan igual las siglas”, sentenciaba Quintana, que siempre ha destacado por su naturalidad a la hora de tratar cualquier tema. El de las ideologías y la elección de un partido político concreto no iba a ser su primer tabú.