Inicio Comunicación ‘Anatomía de Grey’ dice adiós a su temporada 15, marcada por las...

‘Anatomía de Grey’ dice adiós a su temporada 15, marcada por las relaciones amorosas

Cuando en septiembre de 2018 daba comienzo la temporada número 15 de ‘Anatomía de Grey ya nos advirtieron de que iba a ser una tanda de episodios con muchos momentos de amor. Efectivamente, las relaciones amorosas han sido las grandes protagonistas, aunque no siempre para regalarnos momentos emotivos y de felicidad. Mientras que algunos de los personajes principales han encontrado a su media naranja, otros veían como sus matrimonios o sus relaciones se rompían en pedazos. Así pues, hemos disfrutado con historias de pasión en la que los médicos han dado rienda suelta al amor, dejándose llevar por la situación, pero también hemos sufrido con tramas con las que costaba deshacer el nudo de la garganta.

Asimismo, hemos conocido a dos nuevos personajes, incorporaciones que llegaban para paliar varias ausencias. Igualmente, viejos conocidos volvían a hacer acto de presencia para quedarse o para resolver problemas del pasado. Además, la enfermedad de Catherine Fox pillaba a todos de imprevisto, poniendo patas arriba las vidas de Jackson y Webber. Igualmente, el embarazo de Teddy provocaba un trío inesperado con varios momentos de rivalidad y las crisis y los traumas personales ocasionaban dudas, complejos y miedos en nuestros protagonistas. Desde FormulaTV queremos repasar y analizar las tramas más importantes de la decimoquinta temporada de ‘Anatomía de Grey’.

1 Meredith Grey, de nuevo enamorada

Meredith y DeLuca en 'Anatomía de Grey'

Meredith y DeLuca en ‘Anatomía de Grey’

La temporada daba comienzo con una Meredith Grey (Ellen Pompeo) renegando del amor, pero la llegada de una paciente con la que entablaba una estrecha relación le hacía ver que quizá merecía la pena dar una nueva oportunidad al corazón y dejarse llevar por los sentimientos. Bajo esta premisa la doctora Grey iniciaba una ronda de citas a ciegas, algo que nos dejaba momentos curiosos y divertidos, pero la verdadera trama comenzaba cuando descubríamos que tanto DeLuca (Giacomo Gianniotti) como Link (Chris Carmack) estaban interesados en ella, conformando un triángulo amoroso. Durante varios episodios pudimos hacer apuestas para intentar acertar con quién se quedaría Meredith y, aunque por un instante dio la sensación de que descartaría a ambos, finalmente se decantó por el italiano.

Si bien podían haber alargado la trama durante toda la temporada, se agradece que los guionistas decidieran que Grey eligiera sin dar muchas vueltas, permitiéndonos disfrutar con su relación, incluidos los primeros tonteos típicos de los inicios de un noviazgo. Puede que para algunos fuese una unión un tanto extraña, pero hacía tiempo que no veíamos a nuestra protagonista feliz y tranquila. Sin embargo, la gran bomba de esta historia estallaba en el penúltimo episodio, cuando DeLuca decidía sacrificarse para evitar que Meredith vaya a la cárcel y pierda a sus hijos. Su gesto le honra, pero también es la mayor muestra de amor que podría hacerle, aunque ella dudase de si realmente le quería del mismo modo que en su día amó a Derek.

Ausencias, incorporaciones y regresos

Kim y Schmitt se besan en 'Anatomía de Grey'

Kim y Schmitt se besan en ‘Anatomía de Grey’

Tras varios años formando parte de la serie, esta decimoquinta temporada comenzaba con dos grandes ausencias, la de Arizona Robbins (Jessica Capshaw) y April Kepner (Sarah Drew). Ambas doctoras se despedían en el último episodio de la temporada anterior, desvelando que se marchaban fuera de Seattle. Por un lado, April se embarcaba en una nueva aventura después de contraer matrimonio con Matthew, el paramédico al que dejó plantado en el altar tiempo atrás y con el que se reencontró para avivar de nuevo la llama del amor. Por otro lado, Arizona optaba por hacer feliz a su hija Sofía y marchar con ella a Nueva York para que la pequeña pueda estar cerca de sus dos madres, dejando la puerta abierta a una posible reconciliación con Tores (Sara Ramirez).

Para suplir estas ausencias, la ficción se reinventaba con la incorporación de dos nuevos rostros: Nico Kim (Alex Landi) y (Chris Carmack). El primero no ha conseguido hacerse un hueco con tramas importantes, pero tenía sus momentos de gloria gracias a Schmitt (Jake Borelli), con el que iniciaba una relación sentimental. El segundo sí ha gozado de mayor protagonismo, aunque en muchas ocasiones vinculado también a diferentes historias amorosas. Sin ir más lejos, en un principio parecía que iba a ser la nueva pareja de Meredith, pero finalmente ha terminado en una extraña pero apasionada historia con Amelia (Caterina Scorsone).

Esta decimoquinta temporada también nos traía de vuelta a Thatcher Grey (Jeff Perry), el padre de Meredith y al que no habíamos visto desde hacía muchos años. Su historia era breve pero intensa, ya que se centraba en la reconciliación con su hija y su despedida, pues moría sin la oportunidad de desarrollar más la trama, pero cerrando para siempre esa parte del pasado de la protagonista. Asimismo, se producía el regreso definitivo de Teddy Altman (Kim Raver), que volvía al Grey Sloan Memorial Hospital embarazada de Owen.

La enfermedad de Catherine Fox

Catherine y Webber en quirófano en 'Anatomía de Grey'

Catherine y Webber en quirófano en ‘Anatomía de Grey’

En el séptimo episodio descubrimos que Catherine Fox tiene un tipo de cáncer muy complicado de combatir, lo que obligaba a Koracik y a Amelia a trabajar duro para encontrar la forma de salvarle la vida. La noticia, totalmente inesperada, llegaba como un jarro de agua fría a Jackson (Jesse Williams) y a Webber (James Pickens Jr,), sobre todo teniendo en cuenta que el hijo de Catherine no estaba pasando por el mejor momento en su relación con Maggie (Kelly McCreary). Por su parte, Richard acababa de perder a una gran amiga que ejercía de tutora y mentora en su lucha contra el alcoholismo, lo que le llevó a destrozar un bar en el que se aprovechaban de las personas sin fuerza de voluntad.

La enfermedad de Catherine no podía ocultarse por mucho tiempo, sobre todo debido a su gravedad y a que iba a ser atendida en el Grey Sloan Memorial Hospital. Maggie era la encargada de contarle toda la verdad a Jackson, mientas que Webber también terminaba descubriendo la realidad. Al contrario de lo que pensábamos, ambos asumieron la situación con total entereza, siendo los dos grandes apoyos de Catherine. Quien más ha sufrido ha sido ella, que ha tenido que afrontar una operación delicada y una recuperación complicada, todo ello sabiendo que el cáncer sigue presente y va a tener que continuar combatiendo con él. La trama en sí no se alargó en demasía y nos permitió ver una Catherine vulnerable y temerosa, un lado desconocido hasta ahora.

Idas y venidas

Jackson y Maggie en 'Anatomía de Grey'

Jackson y Maggie en ‘Anatomía de Grey’

La relación entre Maggie y Jackson ha peligrado en más de una ocasión, sobre todo cuando él decidió desparecer de forma misteriosa y sin dar ninguna explicación. Maggie se tomaba esa decisión como una falta de confianza, pero en realidad él solo quería alejarse de todo para poder pensar y recapacitar. Igual que se fue, regresó, aunque esta vez con una actitud mucho más optimista. No obstante, su relación con Maggie volvió a tender de un hilo cuando ella descubrió unos mensajes de otra mujer. Por fortuna consiguieron aclarar todas sus diferencias porque son una de las parejas más bonitas del hospital a pesar de sus diferencias.

El miedo de Bailey a perder a Ben desde que este es bombero ha hecho que su vida se llene de dudas, indecisiones y temores, llegando a provocarle un infarto y una separación temporal con Warren. Por ese motivo decidió tomarse un descanso en su función de directora. Esa excedencia por parte de Miranda llevaba a Karev a asumir el puesto de director en funciones, una tarea para la que muchos de sus compañeros no le veían preparado, pero supo callar bocas haciendo un trabajo estupendo e incluso siendo más inteligente que sus antecesores. Además, nos dejó ver a un Karev responsable, centrado y mucho más maduro, una imagen completamente diferente a cuando comenzó la serie.

El embarazo de Teddy

Owen y Amelia observan a Koracik y a Teddy besándose en 'Anatomía de Grey'

Owen y Amelia observan a Koracik y a Teddy besándose en ‘Anatomía de Grey’

Una de las incógnitas que nos dejaba la temporada anterior era cómo se tomaría Owen (Kevin McKidd) la noticia del embarazo de Teddy y, por tanto, que iba a ser padre. Durante muchos capítulos nos mantuvieron con la intriga de saber si Hunt iba a descubrir en algún momento la verdad, incluso llegamos a dudar de que se enterara cuando Teddy regresó a Alemania cuando vio que Owen había establecido una especie de familia con Amelia, Betty y el pequeño Leo. Pero como una historia tan jugosa no podía terminar ahí, la doctora Altman volvió a hacer acto de presencia, instante en el que descubrimos que en realidad no había vuelto a Europa.

A partir de ese momento los guionistas jugaron a crear triángulos amorosos. Por un lado, Teddy aceptó que Owen solo iba a ser el padre de su hijo, acercándose a Koracick hasta convertirse en una pareja. El neurocirujano sentó la cabeza y ha llegado a reconocer que ama a Teddy, involucrándose en el nacimiento de un bebé que no es su hijo, pero al que piensa tratar como si lo fuera, ocasionando una rivalidad con Owen. Por otro lado, Teddy tenía que soportar que Amelia y Owen siguieran juntos y conviviendo como si de una familia se tratase, provocando desencuentros entre ambas. Este tipo de situaciones siempre agradan al espectador, puesto que ya vivimos situaciones parecidas como la protagonizada por Derek, Meredith y Addison, pero todo podría terminar ahora que Teddy ha reconocido delante de Amelia que Owen es el hombre de su vida.

Amelia, Owen y sus traumas

Owen y Amelia conversan en 'Anatomía de Grey'

Owen y Amelia conversan en ‘Anatomía de Grey’

La historia de Amelia y Owen ha continuado alargándose hasta casi el final de la temporada, repitiéndose la misma fórmula ya vista anteriormente. Nunca han sabido llevar una relación estable y normal por mucho que intentaran disimular con esa familia improvisada gracias a la llegada de Betty y Leo. Sus discrepancias y los reproches por acciones pasadas volvieron a salir a la luz cuando se reveló que Betty les había mentido ocultándoles su verdadera identidad, reconociendo que sus padres biológicos no tenían ni idea de dónde se encontraba ni de que habían sido abuelos. A raíz de ese descubrimiento Betty regresó a su hogar llevándose a Leo y dejando a la pareja con sus problemas. Aunque al final Owen se quedó con la custodia del bebé por petición de Betty, su historia con Amelia se dio por concluida.

Cuando estiras una trama como la de Owen y Amelia llega un punto en el que el espectador aborrece ver cómo los personajes actúan de la misma forma una y otra vez, por lo que dar por finalizada su relación fue una de las decisiones acertadas. Además, eso nos permitió ver cómo Amelia era capaz de encontrar de nuevo a alguien con quien ser feliz sin necesidad de complicarse la vida, manteniendo encuentros esporádicos con Link que podrían llegar a convertirse en una relación sólida. Por su parte, Owen se convirtió en padre tal y como tanto deseaba y ha acudido a terapia para poner solución a todos sus traumas lo que, a su vez, le ha servido para aclarar sus ideas y saber realmente con quien quiere estar y quién es la mujer a la que ama.

La crisis entre Jo y Karev

Karev y Jo en 'Anatomía de Grey'

Karev y Jo en ‘Anatomía de Grey’

El amor en ‘Anatomía de Grey’ no suele ser de color de rosas, de hecho, pocas parejas consiguen que su relación sea duradera y sin obstáculos. Quizá la serie intente huir de fantasías idílicas para demostrar que en todas las parejas surgen problemas e inconvenientes y que el amor no siempre es eterno. Sin embargo, el matrimonio formado por Karev (Justin Chambers) y Jo (Camilla Luddington) nos dejaba un buen sabor de boca, puesto que son de las pocas parejas que conseguiría que hasta la persona más reacia creyera en el amor verdadero. La temporada anterior concluía con su recién estrenado matrimonio y la emisión de los nuevos capítulos comenzaba con su luna de miel, un viaje que finalizaba de forma abrupta después de que Jo tuviese una idea que podría ayudar a combatir el cáncer.

En ese instante en el que compartían ilusiones y experiencias era difícil intuir que casi a final de temporada el matrimonio no iba a gozar para nada de la misma felicidad que unos meses atrás. Después de que Jo decidiera conocer a su madre biológica y descubriera la verdad, se cerró en banda y optó por aislarse de todo, negándose a explicarle lo sucedido a su marido. La imposibilidad de poder hablar con Jo ha provocado que Karev casi se dé por vencido, pidiendo ayuda a Meredith para que la relación no termine en divorcio. Como hemos podido comprobar, en esta serie las apariencias engañan y nadie se salva del drama, aunque también hemos sido testigo de cómo otras parejas lograban poner solución a sus problemas demostrando que el amor puede con todo. ¿Les sucederá lo mismo a Jo y Alex?