Antonio Ferreras rescata a una de sus reporteras en ‘Al rojo vivo’

Hay noticias cuya complejidad llegan a tal punto que no solo son difíciles de comprender para el espectador, sino también, para los propios periodistas. Multitud de cifras y datos, fechas, nombres… La tarea de un reportero se torna en un trabajo casi imposible cuando se enfrenta a un resumen exhaustivo de dicha información delante de las cámaras. Y más aún, cuando el momentazo se realiza en directo.

Un lapsus de este tipo le sucedió a una compañera del programa Al Rojo Vivo mientras relataba la triple imputación del ex alcalde de Navalcarnero, Baltasar Santos. Sin embargo, ahí estaba Antonio Ferreras para echarla una mano y proceder al rescate.

Ana Gamar, la reportera 'rescatada' por Ferreras en 'Al Rojo Vivo' Ana Gamar, la reportera ‘rescatada’ por Ferreras en ‘Al Rojo Vivo’ (Atresmedia)

Antonio Ferreras daba paso a Ana Gamar, reportera habitual del espacio político de LaSexta, para que explicase la historia del triimputado Baltasar Santos por presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos. La reportera ponía sobre la mesa las desorbitadas cantidades que el ex edil de Navalcarnero había gastado en un paso de Semana Santa valorado en 312.000 euros. En 2014 el escultor entrega la talla al Ayuntamiento y en 2015 la recibe para ser de nuevo restaurada. Y así, un bucle de información difícil de exponer y entender.

De hecho, la reportera llegó a perder de tal forma el hilo, que incluso permaneció en silencio apenas dos segundos sin saber qué decir.

Antonio Ferreras rescata a una de sus reporteras en 'Al rojo vivo' Antonio Ferreras rescata a una de sus reporteras en ‘Al rojo vivo’ (Atresmedia)

En ese momento, Antonio Ferreras aparece en pantalla para echar un cable a su compañera que en ese instante estaba muy nerviosa, sin saber qué decir y buscando entre sus apuntes. Las palabras del presentador en un tono distendido fueron: “Que había un problema con el policromado [de las figuras], ¿no? Algo así”.

“Sí. Lo que dijo el artista es que está al 70% arreglado, pero que quedan las últimas pinceladas y que tardarán tres años en terminarlas”, respondía Gamar con el apuro en el cuerpo. El mal rato que se llevó duró unos segundos y terminó cuando la periodista entrevistó al actual alcalde de la localidad madrileña, José Luis Adell.

Loading...