Inicio Comunicación Arguiñano: «La lasaña más rica y barata», hecha en casa

Arguiñano: «La lasaña más rica y barata», hecha en casa

A pesar de haber muchas lasañas que las venden ya precocinadas, Karlos Arguiñano asegura que ésta hecha en casa es «la más rica y barata».

Las lasañas admiten cualquier tipo de relleno. Las más comunes se preparan con carne picada, pero el pescado también funciona perfectamente. Y si no os gusta la leche, sabed que podéis napar la lasaña con una velouté elaborada con un buen caldo.

Ingredientes, para 4-6 personas

9 láminas de lasaña

2 cebolletas

1 calabacín

10 champiñones

2 zanahorias

1 pimiento rojo

4 tomates deshidratados en aceite

700 ml de leche

50 g de harina

125 g de queso curado de oveja

200 ml de salsa de tomate

aceite de oliva virgen extra

sal

1 cucharadita de tomillo seco

1 pizca de nuez moscada

perejil

Elaboración

Calienta 6 cucharadas de aceite en una cazuela grande. Pica las cebolletas en daditos y agrégalas. Pela las zanahorias, córtalas en cuartos de luna (finas) y añádelas. Retira el tallo y las semillas del pimiento, pélalo, córtalo en daditos e incorpóralo. Sazona y rehoga las verduras durante 6-8 minutos. Lava el calabacín, córtalo en medias lunas (finas) y agrégalo. Retira la parte inferior de los champiñones, enjuágalos, seca, córtalos por la mitad, lamínalos e introdúcelos en la cazuela. Sazona y cocina todo junto durante 10-12 minutos más. Pica los tomates deshidratados en aceite y añádelos. Agrega también el tomillo y cocina todo junto durante 6-8 minutos más.

Pon a calentar en una cazuela grande abundante agua con una pizca de sal. Cuando empiece a hervir, introduce las láminas de lasaña de una en una y cuécelas durante el tiempo que indique el paquete. Cuando estén cocidas, escúrrelas y extiéndelas sobre un trapo limpio para que se sequen bien.

Para hacer la bechamel, pon a calentar 2-3 cucharadas de aceite en una cazuela, añade la harina y rehógala un poco. Vierte la leche poco a poco, sin dejar de remover, y cocina la salsa durante 6-8 minutos (no hace falta que quede muy espesa). Sazona, rállale encima un poco de nuez moscada y añádele una cucharadita de perejil picado. Mezcla y reserva.

Monta en la base de una fuente refractaria, 3 láminas de lasaña, la mitad de las verduras, 3 láminas de lasaña, el resto de las verduras y 3 láminas de lasaña. Cúbrelas con la bechamel y vierte la salsa de tomate formando unas líneas. Ralla el queso y espolvorea toda la superficie de la lasaña.

Introduce la lasaña en el horno y gratínala hasta que se caliente y se dore el queso.

Corta la lasaña en porciones y decora los platos con unas hojas de perejil.

Publicidad