Así fue el ‘momentazo televisivo’ de Ana Obregón y Antonia Dell’Atte

Lo que no consiga Telecinco, no lo consigue nadie. Después de doce años sin pisar los estudios de Fuencarral, Risto Mejide sentó en All you need is love a la arrolladora Antonia Dell’Atte. Y lo hizo siendo clara, como es ella, sin pelos en la lengua, y derrochando carácter por todos los lados. “Acabé con Telecinco tras una entrevista sublime que me hicieron en La Noria”, relataba al publicista en ese mano a mano frente a la cámara.

Aquel “no vuelvo a la televisión”, supuso un antes y un después en la vida de la italiana a la que también identificábamos como la ex mujer despechada del Conde Lecquio tras su relación con Ana Obregón. Pero las paces llegaron y ambas se reencontraron en la pequeña pantalla.

Antonia Dell'Atte, en 'All you need is love... o no' Antonia Dell’Atte, en ‘All you need is love… o no’ (Mediaset)

La guerra abierta y pública que años atrás declaró Antonia a la Obregón, fue pasto de decenas de portadas y de los corrillos del corazón en radio y televisión. Los descalificativos fueron un continuo durante una larga temporada. La primera acusaba a la segunda de haberse metido en su matrimonio. Aunque la segunda, hay que decir, jamás se quedó callada.

Sin embargo, ha pasado el tiempo, las aguas se han calmado y la pipa de la paz llegó. Y por primera vez en televisión, ambas se reencontraron. Algo que fue toda una sorpresa para la ex modelo italiana. La bióloga entraba por teléfono para saludar a su ahora amiga.

Ana Obregón con su perro en 'Algo pasa con Ana' Ana Obregón con su perro en ‘Algo pasa con Ana’ (DKISS)

Veinte años han pasado desde que Ana Obregón hablase por última vez con Antonia Dell’Atte en un plató de televisión. Así que la expectación fue máxima y las confesiones públicas en All you need is love… o no, también. La presentadora aseguraba que “Antonia y yo tenemos muchas cosas en común. La veo fantástica, es una mujer que ha demostrado que pase lo que pase vamos a luchar por nuestros hijos”. A lo que la ex modelo añadía: “Me gustaría tener una relación de silencio con ella también, ojalá hablemos las dos desde la discreción”.

Y es que se podía notar en el ambiente que aquella llamada no era del todo acertada, pese al agradecimiento público.

“El posado que hicimos fue para nuestros hijos”

Antonia Dell’Atte

“Estoy agradecida de que hayas entrado, pero es una sorpresa un poco… Me gusta tener una relación privada con ella. El posado que hicimos fue para nuestros hijos”, explicaba Antonia.

Y en cuanto al amor y el Alessandro Lecquio, Ana le preguntaba a Antonia si por fin había encontrado a ese príncipe azul o si dicho color no era el que buscaba, a lo que la segunda le contestó: “Llegó a pie y sin caballo”.

Por último, ambas concluyeron la amistosa conversación de múltiples piropos asegurando que “el pasado es pasado y abrimos un paréntesis para que el futuro sea de buenas razones para las dos. Nos hemos perdonado las dos”. Eso sí, Antonia le espetó divertida a Risto que acababa de ser testigo del “momentazo televisivo de Antoñita la fantástica”.

Loading...