Así fue Popstars, el talent de Telecinco del que salió Roser

Todo comenzó como un sueño. 30 chicas se presentaron en la primera gala con un objetivo: convertirse en una de las cinco elegidas para formar parte de un grupo musical. Pero sólo 20 de ellas lograron entrar a Popstars , el talent show de Telecinco presentado por Jesús Vázquez y Elia Galera que amenizó a los españoles el verano del 2002.

No eran tiempos fáciles. El boom de Operación Triunf o en TVE jugaba en contra de este intento de Telecinco por aprovechar el fenómeno de los triunfitos. Por eso lo intentó con Popstars: todo por un sueño. La premisa era parecida: las concursantes convivían en una academia con cámaras donde recibían formación musical semana a semana para interpretar temas por grupos en las galas televisadas.

Popstars, todo por un sueño. Popstars, todo por un sueño. (Telecinco)

El jurado era quien decidía qué cuatro chicas eran nominadas y los telespectadores elegían a qué dos salvaban. Es decir, a diferencia de OT donde los profesores salvaban a uno y los compañeros a otro, en el talent de Telecinco se reducía a dos los agentes decisivos. No obstante, esto cambió en la fase final.

Entradas las últimas galas el jurado era el encargado de nominar a tres, las compañeras salvaban a una y el público elegía entre las dos restantes. Así es como Popstars llegó a la decisión final, el nombramiento de las cinco participantes que formarían parte de Bellepop –el grupo musical que saldría del programa– y el recordado drama e histórica renuncia del programa.

El gran drama de ‘Popstars’

Todo sucedió en el momento de anunciar a las siete finalistas. Elisabeth Jordán, Norma Álvarez, Marta Mansilla, Davinia Arquero, Mara Barros, Nora Gironés y Roser Murillo fueron seleccionadas. No obstante, en un momento apoteósico del programa en el que Roser acababa de ser repescada para la final, ésta decidió ceder su puesto a Carmen Miriam, una ceutí que había sido expulsada por el público.

Sus compañeras no podían creerlo, el público desde sus casas tampoco. Sin embargo, esta decisión de la cantante catalana no sólo la convirtió en finalista sino en ganadora del concurso con el mayor porcentaje de apoyo de la audiencia para ser componente de Bellepop. Mara y Nora se quedaron finalmente fuera del grupo.

En ese punto el conjunto musical surgido emprendió su andadura con un primer disco aupado por Warner Music Spain y con un hit que, curiosamente, no fue incluido en el CD: Chicas al poder . Tuvo que ser en el segundo trabajo, de mucha menor repercusión, en el que pudimos escuchar la canción con la que Bellepop fueron impulsadas.

Por su parte, Roser tuvo mucha más suerte. La cantante que decidió ceder su puesto en la final a Carmen Miriam para iniciar su andadura musical en solitario sí que pudo ver como varios de sus singles –Fuego o Quiero Besartetodavía suenan en la memoria de los espectadores y en algunas salas de fiesta. Y, de hecho, también podemos verla en el nuevo programa de Telecinco Me lo dices o me lo cantas.

Loading...