Así le canta Ariana Grande a las víctimas de los atentados de Manchester

21

Ariana Grande ha presentado su nuevo trabajo, el primero desde el atentado terrorista que mató en mayo del 2017 a 22 personas durante uno de sus conciertos en el Manchester Arena. Su nuevo tema, ‘No Tears Left To Cry’ (No quedan lágrimas para llorar”), hace referencia al fatídico ataque, aunque mantiene el optimismo del concierto benéfico que dio dos semanas después en homenaje a las víctimas.

“No me quedan lágrimas para llorar, así que voy a amar, voy a vivir, y voy a recuperarme” recita Grande, en una canción que llama a sobreponerse al miedo y al odio “incluso cuando está lloviendo”.

A principios de mes, el representante de la cantante, Scooter Braun, explicó que la joven estrella del pop, de 24 años, lloró durante días por las vidas perdidas en Manchester: “Cada cara y cada nombre que anunciaban, ella lo recibió con el corazón encogido”.

En una entrevista a la revista musical Billboard el pasado septiembre, Grande explicó que había sido muy reticente a volver al estudio a trabajar en nueva música tras los ataques y que finalizar su gira mundial después de una tragedia como aquella había sido un varapalo emocional. “Sería estupendo poder estar cerca de mis seres queridos y estar en casa por un tiempo” dijo entonces la artista.

El atentado

El 22 de mayo, un individuo detonó un artefacto explosivo a la salida del Manchester Arena. La explosión se produjo sobre las 22.30 de la noche, al final de la actuación de la cantante estadounidense. El atacante murió atentado, cuya autoría fue reclamada por el Estado Islámico, dejó un balance de 22 muertos y 59 heridos, la mayoría adolescentes y niños.

Dos semanas después, Grande organizó un concierto benéfico, ‘One Love’ en Manchester, que contó con las actuaciones de los grandes nombres del panorama musical internacional, con el objetivo de recaudar fondos para las vícitmas.