Inicio Comunicación Avance semanal de ‘Amar es para siempre’: La pesadilla de Catalina, el...

Avance semanal de ‘Amar es para siempre’: La pesadilla de Catalina, el secreto de Coral y un trágico incidente en El Asturiano

La décima temporada de ‘Amar es para siempre‘ arranca muy fuerte. La despedida de algunos de los vecinos da paso a nuevos personajes que llegan a la Plaza de los Frutos con nuevas historias cargadas de emoción.

Itziar Miranda, como Manolita, arranca la nueva cabecera de la temporada diez que llega hoy para quedarse en las tardes de Antena 3. Nuevos personajes, nuevas tramas y nuevos decorados, ¡te esperan!

Descubre cómo es la nueva cabecera:


Así es la temporada 10

Los nuevos episodios de ‘Amar es para siempre’ arrancan en septiembre de 1980 con la celebración del cumpleaños del patriarca de Los Asturianos, Pelayo Gómez, y con muchas preguntas en el aire que se desvelarán a lo largo de tan señalado evento.

No se sabe qué ha sido del abogado Guillermo Galán. Tampoco qué ha sido de Emma y de Manolín, ni de por qué Sebas languidece y dice querer morirse. Benigna tampoco está muy católica, y es que ha fracasado en todos los negocios que ha intentado montar en el local que la regaló Lorenzo Bravo. Tampoco se espera la llegada de una antigua conocida, doña Visi -Miss Visitation-, que vuelve de Finlandia para alterar la vida del barrio, pero, sobre todo, la de Benigna y Quintero.

Esta nueva temporada cuenta la historia de la empresa familiar Garlo, una importante empresa juguetera, con jugueterías propias, que ayuda a reflejar el auge de este sector en la España de inicios de los 80. Germán, el dueño, está enfermo y parece que su hijo Raúl, pese a estar bien preparado, no tiene la chispa y la creatividad de su sobrino, Francisco. Carmen, la matriarca, es consciente de las virtudes y de las carencias de su hijo, pero guarda un turbio secreto.

Los abogados, Quintero y Cristina, han trasladado su despacho a un piso grande de la calle San Bernardo donde comparten espacio con la psicóloga Sonia Casado y su ayudante, el buscavidas de Medina. Casado escribe un consultorio sentimental para la revista Marlene y dirige una agencia matrimonial: vende como nadie la ilusión y la esperanza de emparejarse y enamorarse, pero su gran contradicción es ser una descreída del amor.

Publicidad