Inicio Comunicación Benito, de 66 años, en ‘First Dates’: ‘El sexo es un pilar...

Benito, de 66 años, en ‘First Dates’: ‘El sexo es un pilar fundamental; lo necesito tres veces por semana’

En ‘First Dates‘ los comensales van a buscar su media naranja con la que compartir su vida y cada uno tiene claro lo que quiere. Como es el caso de Benito, un jubilado alicantino de 66 años que acudió el pasado martes 6 de noviembre al restaurante de Carlos Sobera. Allí cenó con Merche, una tarotista que ya antes de la cita predijo que iba a ir fatal.

Benito y Merche en 'First Dates'

Benito y Merche en ‘First Dates’

Benito quería una mujer que fuera buena persona y con la que ir al campo, pero para ser su mujer ideal, pedía tres requisitos: “Hay tres pilares que aguanta una pareja: el diálogo, la fidelidad y el sexo“, le dijo a su compañera. “¿Te gusta mucho el sexo?“, le preguntó Merche, mientras que el alicantino asintió con la cabeza.

La tarotista le confesó a Benito que llevaba 10 años sin mantener relaciones sexuales, algo que él no concebía: “Es mucho tiempo, por mucho que me lo expliquen, no lo voy a entender“, le dijo a la cámara. Aún así Merche quiso saber mejor a qué se refería el alicantino: “Pero, ¿sexo como tal?¿o cariño, caricias…?”, le preguntó. “No, no, no, una cosa bien hecha. Aquí te cojo, aquí te mato no. Una cosa en condiciones, bien hecha, con cariño y amor y todo“, le aclaró Benito, que aseguró delante de la cámara que a pesar de su edad, para él, el sexo, es algo necesario en una pareja: “Tengo odias, que a mi edad… muy poquito o nada y se dedican a otras cosas, yo es algo que necesito“, dijo refiriéndose al sexo.

Tres veces por semana

A Merche le crecía la curiosidad por las habilidades sexuales de su comapañero, así que siguió preguntando: “¿Pero muy frecuentemente o…?”. “Yo diría que unas tres veces a la semana, porque eso no se pide“, le dijo. Frente a la cámara, Benito siguió explicándose: “Hoy sábado, toca; mañana miércoles, toca; eso no se puede decir, eso viene solo. Pero para mi tiene que venir tres veces a la semana, por lo menos“, confesó. Finalmente ambos no congeniaron y decidieron no tener una segunda cita juntos.