Inicio Comunicación ‘Better Call Saul’: 5 razones para (re)engancharte en su temporada más ‘Breaking...

‘Better Call Saul’: 5 razones para (re)engancharte en su temporada más ‘Breaking Bad’

Breaking Bad‘ se convirtió por méritos propios en una de las ficciones más valoradas de la historia, llegando a rivalizar en la cima de la clasificación con las míticas ‘The Wire‘ y ‘Los Soprano‘.

La reputada ficción de Vince Gilligan marcó un antes y un después como drama televisivo de referencia con una trama cercana que hizo empatizar a los espectadores con personajes con muchas aristas, en especial con un Walter White interpretado con brillantez por Bryan Cranston y al cual justificamos su ascenso al Olimpo de la metanfetamina por su inicialmente loable motivación.

De uno de sus secundarios más importantes nació ‘Better Call Saul‘; el abogado al que da vida Bob Odenkirk pasó a reclamar el foco para sí en 2015 en un spin-off con la difícil labor de llenar el vacío dejado por ‘Breaking Bad’. La serie, ubicada en el tiempo antes de la transformación de James McGill (Bob Odenkirk) en Saul Goodman, comenzó con paso firme y sosegado, una fórmula que ya conocimos con su predecesora y que con la última tanda de episodios, parece por fin haber estallado.

Y es que los comienzos de ‘Better Call Saul’ no convencieron a muchos de los admiradores de la ficción madre de Gilligan, que acudieron a ver la historia del picapleitos con la misma vara de medir. Se encontraron, sin embargo, con un producto muy diferente: una especie de comedia negra de la que muchos decidieron bajarse antes incluso de que su maquinaria comenzara a carburar. Ahora el rumbo parece haber tomado un cariz muy distinto en su cuarta temporada, que ha hecho que la historia del abogado de Heisenberg consiga el aplauso de propios y extraños.

1 Más Breaking Bad que nunca

Gus Fring en 'Better Call Saul'

Gus Fring en ‘Better Call Saul’

Sí, es cierto que los devaneos de ‘Better Call Saul’ con situaciones un tanto ridículas y cómicas hicieron que tomar en serio a la serie fuera en un principio, un viaje difícil en el cual embarcarse. Sin embargo, el tiempo recompensa a los pacientes y no ha hecho más que certificar la necesidad de estos pasos iniciales para explotar como drama y tragedia de referencia en esta última temporada.

Los conflictos alcanzan por fin su punto álgido con las tramas que aluden a Kim Wexler (Rhea Seehorn), Gus Fring (Giancarlo Esposito), Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks) y al propio Jimmy McGill, ejes vertebradores de la ficción. Sin poder ejercer como abogado, el protagonista de la serie termina por reencontrarse con su faceta más gamberra, donde claramente luce más el personaje de Odenkirk. ¿Quién no podría disfrutar del lado más chanchullero del letrado visto hasta la fecha en el spin-off? Desde luego, caer con él se vuelve en esta temporada una auténtica delicia.

No obstante, el papel de Kim se vuelve aún más importante si cabe. El principal apoyo de Jimmy se encuentra también en una situación límite a nivel personal, lo que hace que se encuentre cada vez más cerca de su pareja y, al mismo tiempo, más distancia que nunca. En lo que respecta a Mike y Gus, sus intereses empiezan a confluir en esta última parte de la ficción. De hecho, con su estrenada relación laboral, se ponen los primeros cimientos de algunos de los elementos más icónicos de ‘Breaking Bad’.

2 La acción, el estilo y el buen gusto

Héctor Salamanca en 'Better Call Saul'

Héctor Salamanca en ‘Better Call Saul’

Sin lugar a dudas, estamos ante la temporada más cañera de ‘Better Call Saul’. La parte relacionada con el cártel de la droga se asoma con fuerza y amenaza con colisionar con todo. Si bien el ritmo sigue siendo el mismo, la nueva situación de Nacho Varga, el descenso a los infiernos de Jimmy o la expansión del negocio de Gus Fring permite que se aceleren los acontecimientos.

Todo sin perder ese estilo elegante que tiene la serie de Gilligan, con algunas de las secuencias más memorables ideadas por el director, llegando alcanzar su culmen en este aspecto. Y es que la estética de ‘Better Call Saul’ alcanza cotas muy altas en esta tanda de episodios, especialmente con una escena realmente bella protagonizada por Mike para resolver uno de los entramados de la temporada.

3 Referencias nostálgicas y viejos conocidos

Nacho Varga en 'Better Call Saul'

Nacho Varga en ‘Better Call Saul’

Otro apartado en los que serie da un paso adelante. Las píldoras con referencias a ‘Breaking Bad’ han sido siempre una constante desde que vimos aparecer a Tuco Salamanca (Raymond Cruz) en la primera temporada. Con el tiempo, algunas se han vuelto incluso sutiles, pero la constancia de las mismas se ha vuelto mayor a la par que más coherentes narrativamente.

Muchas siguen apareciendo ahí para contentar al sector más nostálgico, mientras que otras nos permiten descubrir secretos tan bien guardados como el origen del laboratorio que Fring dispuso para la cocción de la famosa metanfetamina azul. Sin embargo, este solo es uno de los escenarios emblema que harán sentirse a los fans como en casa, pues la temporada está plagada de explicaciones sobre el nacimiento de muchos de los elementos de ‘Breaking Bad’.

Por otro lado, el caudal de personajes que regresan de la ficción original sigue aumentando. A partir de aquí, por supuesto, spoiler alert: Vuelven los guardaespaldas de Gus, Victor y Tyrus; también lo hacen Francesca, la recepcionista de Saul Goodman, la ejecutiva de Madrigal Lydia Rodarte-Quayle o el que fuera compañero y admirador de Walter White, Gale Boetticher.

Además, para los más observadores, conectarán el personaje de Lalo Salamanca, nuevo en la ficción, con una secuencia de ‘Breaking Bad’ en que la que el propio Saul lo nombra junto a Ignacio (Nacho Varga) al ser amenazado por unos encapuchados Jesse y Walter.

4 El paso definitivo a un camino sin retorno

James McGill en 'Better Call Saul'

James McGill en ‘Better Call Saul’

Si por algo puede destaca esta cuarta temporada es por representar la vuelta de tuerca definitiva para el personaje de Bob Odenkirk. Aunque desde un principio de ‘Better Call Saul’ sabemos que nos asomamos de forma irremediable a un final de sobra conocido, sus diez últimos episodios se vuelven un decálogo de transformación en el abogado de dudosa moral Saul Goodman.

Todo a raíz del shock que supone para Jimmy la muerte de su hermano Chuck, una carga con la que no quiere lidiar y que lo convierte en una persona que cada vez ve más difícil discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Mientras que acudimos a todas y cada una de sus fechorías en su año inhabilitado de la abogacía, somos testigos de cómo Kim ejerce como la única luz dentro de un mundo que se precipita hacia la oscuridad.

Las frustraciones que afligen a Jimmy McGill terminarán por llevarle a un momento que cambiará su vida para siempre y, desde luego, nos da pinceladas de que lo que se avecina con la quinta temporada, que a buen seguro se encontrará más cerca que nunca del personaje sin escrúpulos que conocimos en ‘Breaking Bad’.

5 Guillermo del Toro como aval externo

El director mexicano Guillermo del Toro

El director mexicano Guillermo del Toro

El oscarizado director mexicano por ‘La forma del agua’ extendió algo más que mano para ensalzar ‘Better Call Saul’. Viniendo de una voz tan autorizada como la suya, que se haya atrevido a decir que el spin-off ha superado incluso a ‘Breaking Bad’ es cuanto menos, un órdago. Se esté de acuerdo o no con Guillermo del Toro, esta opinión no hace más que reforzar la calidad de una ficción que ha de valorarse con la justicia que, desde luego, ya merece.

“Una pequeña reflexión en mitad de la nueva temporada de ‘Better Call Saul’: me gusta incluso más que ‘Breaking Bad’. No es por llevar la contraria, sino porque las apuestas evidentes parecen más pequeñas, pero la caída moral me golpea con mayor profundidad, es más conmovedora…”.

A la espera del ansiado cameo de Aaron Paul y Bryan Cranston en algún momento de la quinta temporada, y con el beneplácito de todos los implicados para encontrar una manera de encajar su aparición, ¿quién no se vería tentado a darle esa merecida segunda oportunidad a ‘Better Call Saul’?