Buenafuente se disculpa con Risto por sus chistes sobre su boda con Laura Escanes

La guerra abierta entre Andreu Buenafuente y Risto Mejide, continúa. Después de la columna que el publicista escribió cargando contra el presentador de forma contundente –“siempre he pensado que lo que ocurriera entre dos seres humanos mayores de edad y de mutuo consentimiento, era, es y siempre será sagrado”-, el humorista ha querido responderle, no ante las cámaras de su programa de televisión, sino en su blog.

Y lo ha hecho en una especie de carta de disculpa poniendo al humor como su bandera y quitándole hierro al asunto respecto a las bromas que en Late Motiv habían hecho sobre la diferencia de edad de la pareja.

“Se hace mucha broma con tu boda y vuestra diferencia de edad”

Buenafuente

Ahora le ha tocado el turno a Buenafuente. Ése, el de apagar fuegos, como el fin de semana intentó también hacer Risto Mejide a través de unas líneas sobre el papel. En el caso del cómico, cuando leyó las palabras del presentador de Telecinco pensó “que no podía ir en serio que una persona tan lista como tú, tan conocedora de los medios, sus claves, sus repercusiones, tan inmersa en ellos y que lleva tanto tiempo navegando bajo los focos, se apuntara también a limitar el humor. No puede ser y seguramente no sea así”.

Y justifica las bromas sobre la boda entre Risto y Laura Escanes y su diferencia de edad alegando que están “en la calle, los bares, las oficinas y los chats se hace mucha broma con tu boda y vuestra diferencia de edad. Y conmigo también. De mis idas y venidas o de lo que sea. De eso no se salva ni Dios”.

“Te invito a que revises tus niveles de autoparodia”

Buenafuente

Buenafuente insta a Risto a “entenderlo” porque “es relajarte y, al menos yo, no siempre lo consigo. Te invito a que revises tus niveles de autoparodia. Siempre son bajos, al menos los míos. Si me llegara, me pegaría una patada en mis propios huevos para activarme”.

En cuanto a las quejas que Mejide le reprocha a su compañero de profesión “veo que has enfocado tus quejas hacia lo emocional y personal, hacia el triunfo del amor y nuestros prejuicios. Incluso añades unas cuantas citas de personas en tu misma o parecida situación. No puedo estar de acuerdo, porque yo no hacía bromas sobre ellas, no las conozco. Hacía broma con lo tuyo”.

Cree que estaría “preparado para la ironía, la burla, la chanza, la parodia y todo eso”

Buenafuente

“Hacía broma sobre ese señor con gafas llegado de la publicidad que irrumpió como un ciclón en la tele, siempre enfadado y con malos modos. El señor que luego aclaró sus gafas, derivó hacia la autoayuda negándola, luego pasó a entrevistador y ahora regenta un programa sobre el amor (o no). Es decir: EL PERSONAJE. Nada personal, como los negocios”, argumenta.

Además, el conductor de Late Motiv alega que al compartir su “bonita historia de amor por tierra, mar y aire”, el presentador de All you need is love estaría “preparado para la ironía, la burla, la chanza, la parodia y todo eso. La parodia no cuestiona nada, se queda en la superficie, las formas. El fondo es íntimo, nada que decir”.

“Te pido disculpas pero no puedo parar”

Buenafuente

Eso sí, Andreu termina su escrito pidiendo perdón aunque con reservas: “Si en algún momento te has sentido mal, te pido disculpas pero no puedo parar. No sabría como hacerlo, dejaría de ser yo, de ser nosotros. Después de casi treinta años en esto, sé que el humor es como el respirar, la única salida”.

Porque “me equivoco unas tres veces al día (incluyendo la jornada laboral) pero sigo adicto a esto, a pasear por el alambre de lo correcto y caerme a veces, soy un yonqui de la risa acompañado por un maravilloso grupo que disfruta de lo provisional y mágico de todo esto. Y así seguiremos”, sentencia.

“Lo más maravilloso que hay en la vida es que alguien te haga cambiar de opinión”

Buenafuente

Para concluir lanza una invitación a Risto para que acuda a su programa con su esposa, “para reirnos juntos”. “Ojalá, en tu próxima visita se cumpla lo que tu mismo dijiste la última vez que coincidimos en un plató: “lo más maravilloso que hay en la vida es que alguien te haga cambiar de opinión”. ¿Seré yo, Señor?”, finaliza.

Como era de esperar, el publicista ha sacado de nuevo los tanques literarios a la calle y ha publicado una nueva columna en El Periódico que lleva por título “En serio, Andreu” . En ella Mejide deja clara su decepción sobre la “explicación” de Buenafuente a sus bromas: “Llevar la respuesta al terreno de los límites del humor me parece impropio de alguien de tu inteligencia, o un menosprecio hacia la mía, aunque también puede ser que yo me crea algo y no llegue a ná”.

“Ni tú eres un titiritero ni yo soy la Fiscalía de la Audiencia Nacional”

Risto Mejide

Porque para Risto, esa ristra de palabras no ha hecho que se zanje el tema, sino “meterlo bajo la alfombra, una vez más. Ni tú eres un titiritero ni yo soy la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Creo”. Por las palabras de ambos artistas, se conocen muy bien y Mejide lo deja claro, que lleva muchos años “enganchado a tu sentido del humor. Demasiados años siguiéndote, admirándote, creyendo que tú ejercías un tipo de humor con el que yo me identificaba incluso cuando se me volvía en contra”.

Pero “que me digas ahora que me he molestado porque criticabas a mí, me decepciona. Tengo grabadas en casa las primeras veces que me “zurraste” en televisión. Y las guardo con orgullo, a veces hasta las he enseñado a terceros. Pero que me pongas como ejemplo la parodia del “mía” que me dedicaste, da cuenta de lo poco o nada que me he hecho entender”, asegura.

“Donde tú ves diferencia, yo veo tolerancia, respeto y diversidad”

Risto Mejide

En este duelo de zascas, el experto en comunicación pide a Buenafuente que acepte “también mis disculpas por hacerlo tan mal. Pero acepta que también me pueda volver a pasar”. Y con ese “en serio, Andreu. Tampoco me puedo creer que esgrimas el argumento tan rancio y manido sobre los límites de la risa. Aquí el maestro de la risa eres tú. Pero parece que en detectar la demagogia autoinfligida, por lo visto te puedo ayudar un poco”.

“Que me digas que te ríes de mí, de mi caso, de mi relación, cuando lo que estás haciendo es hacer chistes continuamente sobre nuestra diferencia de edad, es tomarnos a todos por idiotas”, replica contundente. Porque “donde tú ves diferencia, yo veo tolerancia, respeto y diversidad”.

“Me hubiera gustado que tú liderases este pequeño avance”

Risto Mejide

Y con palabras que se sienten de alguien decepcionado, Mejide asegura que “simplemente hubiera gustado que tú liderases este pequeño avance, pero está visto que no estás por la labor. Otro cómico será. Otro al que le cueste reírse de algo que debería ser visto como algo normal. Porque lo es. Otro que se ría del intolerante, no que le dé alas. Otro que nos ayude a señalar al que señala, con su ingenio, su talento, su creatividad”.

“Dicho esto, tú sigue con tus risas, faltaría más, que yo pienso seguir con mi vida y con mi felicidad”, concluye invitando a Buenafuente a que se pase por su plató “cuando quieras, que yo al tuyo he ido unas cuantas veces ya”.

“Yo pienso seguir con mi vida y con mi felicidad”

Risto Mejide
Loading...