Casados a primera vista: Las tareas del hogar, motivo de conflicto

Sexta entrega de
Casados a primera vista
. El formato de Antena 3 ya tiene sobre la mesa todas las bodas y los recién casados han iniciado la convivencia. Todos han finalizado sus respectivas lunas de miel y han vuelto a la realidad para empezar una vida juntos. Era de esperar, por tanto, que ésta sea una etapa donde haya un incremento de la tensión entre las parejas.

De hecho, las tareas del hogar serán un impedimento para entenderse. Es el caso de Ruth y Jaime que continúan con sus problemas de comunicación. El hecho de que ella le insista en involucrarse con la casa, no le gustará nada.

Éste no será el único sobresalto de la emisión. Con respecto a Samantha y Juan Diego surgirán las primeras tiranteces en la convivencia. Y es que, el murciano que siempre ha vivido con sus padres no llevará bien “ayudar” en casa. Esto provocará el enfado de su mujer que no estará dispuesta a hacerle de madre.

Ya en Cádiz, Jesús y Jesuli continúan su día a día. Será éste último quien se involucre más en la vida familiar al querer peinar a su suegra Conchi. Después acudirán a un concierto, pero la tensión se palpará en el ambiente. Solo una actividad en pareja, un paseo en tándem, parece que les ayudará a relajarse. ¿O no?

Por su parte, Mónica y Jordi deciden paliar la tensión haciendo deporte juntos, así que acuden a la playa para practicar crossfit. Pero desafortunados comentarios vuelven a acabar con la paz en la pareja. Por no mencionar el encuentro de Jordi con su suegro. El estrés se mascará en el aire.

Algo mejor será la convivencia entre Rafa y María, aunque a él le falta mucho por demostrar, los sentimientos de ella se van afianzando. Pero no tanto entre Marie y Jonathan que siguen teniendo roces. Con caracteres tan distintos, el día a día se hace muy complicado. Así que, ¿todo está perdido o es posible una reconciliación?

Loading...