Casados a primera vista: Ronquidos, flechazo y reconciliación en Nápoles

La cuarta entrega de Casados a primera vista ha llegado a Antena 3 cargada de novedades. Sin duda, la velada ha estado marcada por el nuevo casamiento de la edición. Y es que el dating show de Atresmedia nos ha presentado a Samantha y Juan, el último matrimonio de la temporada. Como siempre, hemos podido disfrutar de una bonita boda en Cancún en lo que ha parecido un flechazo en toda regla. No obstante, no nos podemos fiar de las primeras impresiones…

También hemos visto cómo prosigue la luna de miel de Mónica y Jordi. Los dos jóvenes tuvieron una ceremonia muy bonita en la que pareció que conectaron a la perfección. Sin embargo, con la luna de miel ha empezado la convivencia y también las primeras tensiones. El mismo caso que Ruth y Jaime que han iniciado su viaje a Lisboa pero los ronquidos y un Sex Shop han provocado la primera crisis de pareja.

'Casados a primera vista': Los nervios de Samantha antes de llegar al altar
‘Casados a primera vista’: Los nervios de Samantha antes de llegar al altar
(Atresmedia)

Ronquidos y… ¿Un puticlub?

Sin duda, la luna de miel entre Ruth y Jaime no ha empezado de la mejor manera posible. Los recién casados han viajado a Lisboa donde han empezado la convivencia y han tenido los primeros encontronazos. Como se ha podido ver en las imágenes, los ronquidos han sido el primer núcleo de la discordia entre la pareja. Y es que a Jaime no le sienta nada bien tener problemas para dormir por culpa de su mujer mientras que la murciana no le ha querido dar importancia a la respiración del catalán.

Otro de los puntos que ha separado aún más a la pareja ha sido la idea de Jaime de llevar a su esposa a un Sex Shop en lo que parecía… ¿Un antiguo puticlub?. “Lo he encontrado totalmente fuera de lugar. Nuestra relación se ha convertido en algo muy tenso y muy desagradable” ha afirmado Ruth intentando asimilar lo ocurrido.

Flechazo entre Samantha y Juan

Como ya he avanzado, durante la cuarta entrega de Casados a primera vista hemos podido conocer al último matrimonio de la edición. Samantha y Juan han sido los protagonistas de la velada. Por un lado, una canaria de 25 años con ganas de encontrar a su media naranja después de experiencias compulsas en el amor. Por el otro, un murciano sencillo con ganas de formar una familia.

Sin duda, los dos jóvenes se han enamorado a primera vista. A pesar de los nervios de Samantha y las dudas de su padre, los recién casados han demostrado mucho feeling y han protagonizado una sesión fotográfica muy besucona. “Creo que me he vuelto adicta a sus besos” ha afirmado la novia. No obstante, los recién casados tendrán que luchar contra la hermana de Juan que no le ha acabado de convencer su cuñada.

.

Loading...