Inicio Comunicación Cómo cortar la fruta y conservarla adecuadamente para evitar contaminaciones alimentarias en...

Cómo cortar la fruta y conservarla adecuadamente para evitar contaminaciones alimentarias en verano

Apunta la nutricionista Verónica Chazín que lo más recomendable es comprar la pieza de fruta entera porque en los supermercados no nos aseguramos siempre de que estas piezas están refrigeradas. En el caso de que la fruta esté cortada, aunque esté envuelta con una capa de plástico, ha de estar siempre refrigerada. La nutricionista recomienda que en el caso de que esté cortada y a temperatura ambiente no la compremos.

Si decidimos cogerla de la nevera y cortada lo ideal es que la dejemos en la nevera el máximo tiempo posible. Y si nuestra fruta ya estaba fuera antes de cortarla hay que evitar que le dé el sol o cualquier fuente de calor de forma directa.

El melón y la sandía maduran mejor fuera de la nevera pero una vez abiertos debemos guardarlos en la nevera. Los microrganismos de la fruta están casi siempre en la corteza. De ahí la importancia de que el utensilio que usemos para cortarla no se mezcle con otros alimentos.

Una vez que esté cortada debemos guardarla en la nevera nuevamente. En el caso de sufrir una intoxicación de este tipo las consecuencias más frecuentes son las gastrointestinales, dolor de cabeza o cansancio.

Publicidad