Cómo instalar una versión portable de Vivaldi y poder llevar un navegador completo a cualquier lado

Vivaldi es un navegador web bastante nuevo que ha llamado la atención rápidamente por ofrecer varias características novedosas e interesantes en un mercado donde a veces parece que ya no quedaran ideas. A la cabeza de Vivaldi está Jon von Tetzchner, co-creador y antiguo CEO de Opera, que cree que todos tenemos necesidades diferentes como usuarios, pero los navegadores parecen ser todos iguales.

Es por ello que Vivaldi está orientado bastante a usuarios avanzados y también apuesta mucho por la personalización. Una característica interesante que incluye este navegador en la posibilidad de usar una instalación “standalone”, que es casi igual que una versión portable. Es decir, puedes instalar el navegador en otro medio como un pendrive y usarlo en cualquier otro equipo manteniendo tu configuración y favoritos.

Si decides instalar Vivaldi de esta forma en un medio extraible podrás usar el navegador donde sea que lo insertes. Solo debes tener en cuenta que no es exactamente igual que una aplicación portable, porque sí necesita instalación como tal y no usa una sola carpeta para almacenar todos los archivos, de forma que puedas mover esa carpeta de un sitio a otro y el navegador siga funcionando perfectamente.

La instalación “standalone” simplemente está separada del sistema operativo y podrías instalar múltiples versiones de Vivaldi en tu mismo disco duro y ejecutarlas de forma separada sin que una sobrescriba a la otra.

Instalar Vivaldi en modo Standalone

Inserta el dispositivo en el que quieres instalar Vivaldi y descarga el la última versión del navegador desde su web oficial. Una vez descargado el instalador, haz doble click sobre él para iniciar la instalación.

Vivaldi Avanzado

Cuando aparezca la primera ventana de bienvenida, haz click en el botón “Advanced” para cambiar las opciones de instalación.

Standalone

Elige idioma y bajo el tipo de instalación, selecciona “Install standalone” en lugar de para un usuario o todos.

Elegir Carpeta

Por último, en el campo donde se selecciona la carpeta de destino haz click en el botón “Browse” para navegar por los directorios y elegir el medio externo donde vas a instalar Vivaldi. Ahora puedes aceptar e instalar.

Vivaldi creará dos carpetas en el medio, una llamada “Application” y otra llamada “User Data”. En la primera se encuentra el ejecutable de Vivaldi que deberás pinchar para lanzar el navegador en otro ordenador. Esta instalación conserva tu configuración, las opciones de personalización y todos tus marcadores.

En Genbeta | Jon von Tetzchner, creador de Vivaldi: Opera tiró por la ventana 19 años de trabajo

Temas

Loading...