Inicio Comunicación De principio a fin: revive los mejores momentos de Bahar en ‘Mujer’

De principio a fin: revive los mejores momentos de Bahar en ‘Mujer’

La historia de ‘Mujer’ llega a su fin. Y durante este largo recorrido hemos sufrido, reído y disfrutado con Bahar y sus hijos. Les hemos acompañado en los momentos más difíciles y también hemos celebrado con ellos los más felices.

Una historia de amor envenenada

Desde que se presentó tímida, pero valiente, Bahar demostró ser una mujer fuerte capaz de hacer cualquier cosa por sus hijos. Incapaz de llegar a fin de mes, la luchadora madre salía corriendo de su trabajo para ir a recoger a sus hijos a la escuela para luego, más tarde, volver a trabajar y poder darles algo de comer.

Su historia te engancha desde el principio porque está cargada de ilusión y esperanza. El amor entre Bahar y Sarp era tan bonito como real, aunque más tarde descubrimos que estaba envenenado.


Una infidelidad descubierta

Bahar luchó en todo momento por que sus hijos no sufrieran y por eso pensó que lo mejor era no decirles la verdad sobre el trágico accidente que se llevó a su padre. Sin embargo, su hermanastra Sirin apareció para despertar los fantasmas del pasado y revivir el dolor que Bahar había estado ocultando.

Ahí empieza a destaparse la verdad sobre su edulcorada historia de amor. Bahar descubre que ese reencuentro con su hermana no es casualidad. En realidad, Sirin ya sabía quién era y peor aún, conocía muy bien a Sarp, puesto que tuvo una aventura con él.

Cuando Bahar descubre la verdad, su mundo se viene abajo.


Sarp regresa de entre los muertos

Con las sospechas sobre la mesa, Bahar tiene que prepararse para lo que está por venir: Sarp nunca murió. Fue rescatado por Piril, quien ahora es su mujer y madre de sus hijos.

Se ha mantenido oculto todos estos años tras creerse la gran mentira que le contó Sirin: que Bahar y los niños habían muerto. Creyendo que no volvería a ver a su familia, Sarp rehízo su vida con Piril. Sin embargo, poco a poco va desvenado que la versión que le contó Sirin es mentira y acaba descubriendo que están vivos. ¡Por fin sucede el encuentro más esperado entre Bahar y Sarp!.


Bahar tiene dos nuevos enemigos

Con Sarp vivo, Bahar tiene que asimilar que ha vuelto a su vida. Ahora que estaba abriendo su corazón a Arif, el hombre que tanto ha anhelado quiere recuperarla. Así empieza una dramática pelea entre Arif y Sarp por el amor de Bahar.

También entra en juego Piril, la nueva mujer de Sarp. Su marido y ella están en peligro porque Sarp le salvó del ex novio que casi acaba con su vida. Buscando venganza, Nezir, el padre del hombre que mató Sarp, secuestrará a Nisan y Doruk, y Bahar y Sarp serán los siguientes.

Tras conseguir recuperar a los pequeños, Sarp cree que lo más seguro es refugiarse en una casa donde no les puedan encontrar. Pero la tensión aumenta durante los días de convivencia.


La tragedia condena los sueños de Bahar

Tras salir del refugio y volver a su vida normal, Bahar vive un emotivo encuentro con Arif, el hombre que siempre ha estado a su lado y que le hace realmente feliz. Sin embargo, Sarp no desaparecerá aún de su vida. Está dispuesto a recuperar el amor de Bahar y luchará para volver a estar a su lado.

Bahar, que está dispuesta a todo por sus hijos, decidirá darle una oportunidad. Pero el destino volverá a ponerse en su contra: Sirin ha envenenado a Sarp, quien morirá al lado de Bahar.


El final que Bahar se merece

La tragedia vuelve a condenar a Bahar. Yeliz, Hatice y ahora Sarp. Cada vez son más las muertes que debe superar y levantar la cabeza es cada vez más difícil. El apoyo de Arif será indispensable para ella. Ese hombre está a su lado cuando más lo necesita y ahora lo necesita más que nunca.

Quien seguirá haciéndole la vida imposible es su hermana Sirin. Los celos y la sed de venganza seguirán apoderándose de ella y decide dar un golpe final: asesinar al pequeño Doruk. La maldad de Sirin no tiene límites cuando el sufrimiento de su hermana está en juego.

Su plan fracasa y decide huir para no ser detenida, aunque necesita dinero. Desesperada, acude a su padre, quien no duda en tenderle una mano y dejarle el dinero. Pero a cambio, necesita una confesión: ¿Por qué asesinó a Sarp e intentó hacer lo mismo con Doruk? La respuesta será grabada por la policía y Sirin es por fin detenida.

Con Sirin entre rejas, es el momento de Bahar para ser feliz. Ha demostrado ser una madre luchadora, una gran amiga y ahora es una mujer enamorada gracias a Arif.

Por ello, tendrá el final que se merece dándose el ‘sí quiero’ rodeada de su familia y con el hombre que siempre ha querido tener.


Publicidad