Disney, criticado por elegir a Naomi Scott para interpretar a Jasmine en «Aladdin»

Críticos y fan de la película reprochan al estudio cinematográfico incluir una actriz que no es árabe como coprotagonista

Disney se ha convertido en la diana de un sinfín de críticas por haber elegido a una actriz que no es árabe para la nueva película de «Aladdin». Se trata de la británica de ascendencia india Naomi Scott, que interpretará a Jasmine en la versión de carne y hueso de este clásico de Disney. Junto a ella estará Mena Massoud, de origen egipcio, como Aladdin, y Will Smith como el Genio.

Aunque Aladdin vive en el ficticio país de Agrabah, los fans de la película habían asumido hace tiempo que sería un país que estaría situado en el Medio Oriente. Los críticos han expresado su frustación ya que consideran que al darle el papel a Scott supone que las mujeres de la herencia india y las de Oriente Medio son iguales e intercambiables.

«La gente tiene derecho a estar disgustada por el hecho de que Naomi Scott esté entre el reparto. Están disgustados porque su representación fue quitada, y con razón», dijo uno. «Si sigo leyendo a Naomi Scott fue la elección perfecta porque ‘ninguna mujer árabe puede cantar/actuar como ella’ voy a dejar una lista de aquellas que pueden hacerlo mejor», añadió otro. Aunque también han salido defensores de la actriz: «Te quejas de que Naomi Scott no tiene una piel de color marrón para interpretar a la princesa Jasmine, pero Will Smith no es azul».

La película de animación original –basada una historieta cómica de un cuento de Oriente Medio en el que un genio atrapado en una lámpara le concede tres deseos a un joven– supuso la mayor recaudación de fondos de 1992, con ingresos por más 504 millones de dólares en todo el mundo.

Loading...