Doble Tentación: Oriana celebra su cumpleaños con amigos y enemigos

¡A Tony se lo llevan los demonios! Pese a quedar último en la prueba, se enfada porque el resto de su equipo no fue a decirle nada. ¡Pero cómo van a ir! Que los demás son Flavia -a la que odia-, Abraham -al que odia- y Rocío, que tampoco es que sea santa de su devoción. Mal, Tony, mal. El resultado es que su equipo tendrá que enfrentarse a la eliminación y quedan pocas semanas para el final del concurso.

Sebastián no sabe ya ni donde arrimarse. Ahora, tras la decepción de Pancha y de Elisa, ha decidido que va a probar suerte con Rocío. Se acerca a la jote y le pide que, la semana que viene, cambie de equipo y se vaya con él. ¡Y ella se lo piensa!

En un momento de confesión, se sincera y le dice que él siempre le ha gustado y que igual sí le hace caso. ¿Qué tendrá Sebastián que a todas enloquece? La cuestión es que, justo después, se mete debajo del edredón con Francisca, como si no hubiese pasado nada. Qué lío.

La organización ha preparado una noche ideal para las chicas. Los chicos, en grupos, tendrán que hacerles un striptease. ¡Música! ¡Fiesta! Y se entregan tanto que parecen profesionales. Hasta Mario se viene arriba y consigue arrancar todos los piropos de sus compañeras -y arrimarse un poco a Lisandra, que tampoco pierde el tiempo-.

Pese a que todos lo hacen estupendamente, los ganadores, cómo no, son Max e Ignacio. Con esos cuerpos y esas miradas, ¿seguro que no han sido strippers antes del reality?

Rocío le cuenta a Sebas que, durante la prueba, Pancha y Elisa estuvieron poniéndole a parir. Estas se enfadan, pero Sebas tiene más claro que nunca que quiere jotear con Rocío. Bueno, y con cualquiera que le pase por delante.

“Me gustan todas y a todas les digo que quiero estar con ellas”, le suelta a Francisca sin ningún tipo de remordimiento. Madre mía, alguien debería intervenir para que la cosa no vaya a más. Las casas, como ven, están que arden. ¿Qué pasará en los próximos capítulos de Doble tentación?

Ah, ¡felicidades Oriana! ¡Qué cumplas muchos más! Y que nosotros lo veamos… O no.

Loading...