Duras críticas a Telecinco por cortar ‘Let it go’ de ‘Frozen’ para irse a publicidad

Hay meteduras de pata y meteduras de pata. Pero ésta se lleva la palma en cuanto a emisión se refiere. Diariamente, las cadenas insertan anuncios publicitarios en mitad de las películas provocando el hastío de los telespectadores que tienen que aguantar largos minutos para saber cómo termina. A veces dicha publicidad se puede alargar hasta ocho minutos con varios cortes de por medio. Sin embargo, hay determinados momentos que pueden echar al traste la diversión del público y que, además, puede enfadar sobremanera.

Esto mismo ocurrió durante la emisión de la cinta infantil Frozen la pasada Nochebuena. Una de las películas más esperadas en la televisión en abierto. Telecinco era la cadena encargada de emitirla y el público, principalmente los niños, esperaban ansiosamente cuando la Princesa Elsa entona su famoso Let it go . Pero un error garrafal echó al traste el momentazo y las redes se inundaron de duras críticas.

Actualmente ver una película en directo en televisión se vuelve una tarea farragosa por la publicidad que las distintas cadenas insertan entre medias. Y en fechas tan especiales como la Navidad esto puede provocar el enfado de los espectadores. Sobre todo cuando la cadena corta la emisión de un momento muy especial para poner anuncios.

La esperada película de Walt Disney, Frozen, vivió la pifia más insólita de la televisión española. La Princesa Elsa se encontraba entonando Let it go (Suéltalo) que ya se ha convertido en todo un himno, cuando la canción se interrumpe por la publicidad. Algunos espectadores han subido la reacción que provocó tal error hasta el punto de conseguir que las redes hiciesen memes del tema. En uno de ellos, se puede ver un niño pequeño frente al televisor cantando y bailando la canción, cuando se produce el trágico momento. Los adultos que le acompañan no dudan en blasfemar contra Telecinco.

Aunque no fue la única crítica que ha aparecido a través de las redes sociales. Las críticas se han seguido sucediendo hasta el punto de asegurar poner una denuncia en los juzgados, aunque los más no daban crédito y pedían explicaciones de lo sucedido.

Como vemos, las cadenas deberían pensarse dos veces cortar momentos tan esperados. Porque si no sucede lo que sucede: la audiencia clama el cielo.

Loading...