El beso prohibido de Silvina y Sebastián revoluciona la casa

La casa sigue hablando del tamaño de Luis. Y no precisamente de la altura. Sí, pobre, están obsesionados. Claro que, al final, nos enteramos que fue Oriana la causante de todo. Cuando estaban fuera de la casa, llamó a Tony para contárselo y este, claro, ha corrido a decírselo al resto. Si es que no te puedes fiar de la pinkyreina… Mientras tanto, Lisandra sigue con su maniobra de acercarse a todos los chicos de la casa y le hace un bailecito mojado a Mario que casi se desmaya en la ducha. ¡Menos mal que se bañan con ropa interior!

Angie y Felipe no pueden olvidar el affaire con Lisandra -vamos, cuando le cogió los pies para que hiciese un ejercicio-. La amiga de Oriana no puede más y explota en un ataque de nervios. Le a mucha rabia verle delante de ella pero, a la vez, le quiere con toda el alma. Abraham, viendo lo mal que está Angie, acude como protector, cosa que aún enfurece más a Felipe. ¿En esta casa no hay nadie que se lleve bien? Parece que no.

Tony asegura que ya no quiere saber nada de Flavia pero no para de hacer cosas para llamar su atención. ¡Hasta se mete en la ducha con otras dos mujeres! Pero nada, Flavia está a sus cosas. Oriana, un poco arrepentida, le pide perdón a Tony por haberse portado mal con él. Mucho Luis, mucho Álex, pero no nos extrañaría que la expareja volviese a estar junta en algún momento. ¿No sería un cambio estupendo para darle vidilla a Doble tentación? Ahora, igual lo que menos necesitan los concursantes es que Oriana tenga más protagonismo…

¡Llega el momento de formar los cuartetos! Los jotes tienen que elegir con quién van a estar esta semana y la cosa se pone calentita. Julia elige a Ignacio -nada nuevo-, Rocío a Tony -otra vez-, Paula a Max y Mario a Lisandra, que juega mucho con él y terminará quemándose. Romina, muy rencorosa, decide jotear a Bruno para fastidiar a Melina después de que esta expulsase a Pascual la semana pasada. ¡Cómo se las gastan! Menos mal que Elisa, harta de tanto Sebastián, decide jotear a Felipe para poder descansar unos días de tanto ajetreo.

Imagen de 'Doble Tentanción' Imagen de ‘Doble Tentanción’ (LVD)

La bomba llegó con Dominique. Cual madre superiora, decidió ponerse en la picota para que Álex dejase de sufrir y eligió compartir cuarteto con Luis y Oriana. ¡Bendita sea! Alex, por su parte, se marcha con Francisca y se une al grupo de Sebastián. Pero si pensaban que Sebastián iba a quedarse quite, ¡se equivocan! En plena noche, se arrima a Silvina ¡y se comen a besos! ¡Pero bueno! ¿Qué pensará Francisca, pareja de Sebastián e íntima de Silvina? Doble tentación es un infarto tras otro.

La mañana empieza tranquilita. No saben lo que les espera. Lisandra confiesa que Mario le cae muy bien, le hace mucha gracia, pero que no le gusta dormir con él. No quiere darle esperanzas, dice, después de haberle bailado en ropa interior. Ejem. Oriana está celosa de que Álex no le haga caso y haya decidido jotear a Francisca. Pero la Pancha también se besa con Tony cuando tiene oportunidad. Sí, es un lío, lo sabemos, pero qué le vamos a hacer. Menos mal que Flavia se apiada de Rocío y le da consejos de lo que tiene que hacer para conquistar a Tony.

Sebastián se reencuentra con Francisca después de que estuviese besándose con Silvina. De entrada, a Francisca no le hace mucha gracia todo ese tonteo, pero termina metiéndose debajo del nórdico con Sebastián -¡las vuelve locas!-. El problema llega cuando Silvina le confiesa a Francisca que hubo un pequeño encuentro entre ellos cuando ya estaban todos en la cama. ¡Drama! Francisca corre a discutir con Sebastián, le dice que no quiere seguir siendo su pareja, pero, finalmente, acaba volviendo al redil. No hay quién les entienda.

Imagen de 'Doble Tentanción' Imagen de ‘Doble Tentanción’ (LVD)

De repente, se abren las puertas del patio y entran tres hombres a caballo. ¡Madre mía! Uno de ellos, se baja, se quita el pañuelo y, chan chan, ¡es el nuevo jote! Bueno, ‘nuevo’, ya que estuvo en los dos realities anteriores. Se trata de Leando, un viejo conocido para casi todos los concursantes, que viene con una idea entre ceja y ceja: Lisandra. La parejita ha estado hablando y whatsappeándose durante horas antes de comenzar el programa y Leandro quiere rematar la faena. Lástima que no todos se lo van a poner tan fácil…

Lisandra se queda encantada de la llegada del nuevo jote, pero Sebastián no le soporta y casi llegan a las manos. Leandro elije, claro, jotear a Lisandra, cosa que hace que Mario salte del equipo -pobrecito-. ¿Y dónde aterriza? ¡En el rosa! Ahora, Marito tendrá que dormir con Oriana, que, como imaginan, está encantadísima con el cambio… ¿Cómo será primera noche entre ellos? ¿Qué pensará Luis? ¿Escucharán a Lisandra y Leandro haciendo cositas desde su cama? Tendremos que esperar al nuevo Doble tentación. ¡Ay, qué nervios!

Imagen de 'Doble Tentanción' Imagen de ‘Doble Tentanción’ (LVD)
Loading...