El próximo jueves en 'Gran Hermano 17' los familiares visitarán a los concursantes en Guadalix

Como viene siendo habitual cada año, Gran Hermano‘ prepara ya la clásica gala de los familiares en la que los defensores de los concursantes acuden a Guadalix de la Sierra para reencontrarse por unos minutos con los protagonistas de la edición. A tan solo unas semanas de la final del concurso, las visitas de sus familiares servirán para recargar las pilas a unos concursantes que llevan ya más de dos meses aislados.

Tras la mítica gala de Halloween, la organización del programa sorprenderá a los habitantes de la casa más famosa de España el próximo jueves. Es posible que se dé la ocasión perfecta para que concursantes como Rodrigo y Bea conozcan a sus respectivas suegras, o para que Adara reciba el apoyo de Pol, aunque se desconoce si estos encuentros se llevarán o no a cabo.

Los concursantes recibirán a sus familiares el próximo jueves

Los concursantes recibirán a sus familiares el próximo jueves

Una edición diferente, pero llena de polémica

Aunque la decimoséptima edición del concurso ha sido duramente criticada por algunos de los seguidores más fieles del formato, y su audiencia se haya debilitado de manera preocupante en algunos momentos, lo cierto es que el programa no ha dejado de generar contenido a través de los conflictos de los concursantes, sus relaciones amorosas y sus expulsiones disciplinarias y abandonos voluntarios.

El programa continúa su andadura habiendo mejorado en cuanto a datos de audiencia en las últimas semanas. Ahora, con tan solo siete habitantes en la casa (Alain, Meritxell, Rodrigo, Bea, Adara, Miguel y Simona), el concurso se acerca a su esperada final. Uno de ellos se alzará con la victoria, y todas las miradas apuntan a Bea y Adara como finalistas aseguradas, aunque esta última estuviera a tres llamadas de ser expulsada el pasado jueves.

Loading...