Éste es el piropo más extraño escuchado en ‘First Dates’

Cuando leemos el término ‘piropo’ nos viene a la cabeza palabras o frases bonitas, románticas, que ensalzan tanto la apariencia física como el ámbito intelectual. Términos tan comunes como: “qué ojos más bonitos tienes”, “me gusta cómo piensas”, “no puedo dejar de mirarte”… Pero no, nada por el estilo.

En
First Dates
, uno de sus participantes ha dejado con la boca abierta a los espectadores (por no mencionar a su propia cita), al soltarle lo que él pensaba un piropo en toda regla, pero que a oídos del resto ha sido de todo menos romántico. ¿Será el peor cumplido de la historia del dating show?

Mercedes, 'víctima' del piropo más extraño escuchado en 'First Dates'
Mercedes, ‘víctima’ del piropo más extraño escuchado en ‘First Dates’
(Mediaset)

La historia comienza con Íñigo, un sevillano de 29 años pero afincado en Londres, que aterrizó en el programa presentado por Carlos Sobera para encontrar el amor. Dedicado a la organización de eventos, el joven recalcaba la exquisita educación que había recibido, algo muy importante para él. Su cita, Mercedes, era una alicantina de 45 años a la que le gustaba disfrutar del tiempo libre tras terminar su jornada como educadora infantil.

En cuanto Mercedes hizo su aparición, Íñigo se mostró encantador, dispuesto a conocerla y se notaba que le gustaba. Parecía que First Dates había escuchado sus peticiones en cuanto a tipo de mujer se refiere.

Durante la cena, el joven se mostró completamente embelesado por Mercedes. Tal llegó el impacto que le causó, que no dudó en soltarle uno de los “peores” piropos en la historia del dating show: “Tenía una cara preciosa, me gustaría ser bizco para poder ver esa cara dos veces y tenerla siempre presente en mi retina”. La cara de su cita, fue un poema.

Cuando llegó el momento de decidir si querrían un segundo encuentro, Íñigo no tenía lugar a duda: sí. En cambio, para Mercedes aunque se había sentido cómodo con él y que le había tratado genial, finalmente la diferencia de edad le tiraba para atrás. ¿Habrá sido el piropo como criticaron en las redes sociales? Los comentarios comenzaron a subir como la espuma. Y es que, romántico romántico… No lo fue mucho.

Loading...