Ferreras y Rufián se sacan de quicio hablando del Referéndum del 1-O

Entrevistar a Gabriel Rufián nunca es tarea fácil para los periodistas. No hay programa en el que el diputado no suelte algún polémico comentario y que a partir de ahí, las redes viralicen la entrevista. Esto fue precisamente lo que le ocurrió a Antonio Ferreras en
Al rojo vivo
cuando se encontraba en directo con el portavoz de ERC en el Congreso, después de que éste sacara una impresora en la cámara para denunciar la “persecución” del Gobierno ante el 1-O.

La charla no empezó del todo bien. El primer momento de tensión ocurrió cuando Rufián acusó al presentador de hacer “preguntas trampas” después de escuchar unas declaraciones de Urkullu que decía que el referéndum no tiene garantías. A partir de ahí, todo se tornó en surrealismo televisivo y a un continuo alarde de
zascas
. El peor parado: el político. Su tono no gustó nada ni al periodista ni a los espectadores.

No sé qué quiere que le diga. ¿Qué me rindo porque lo dice Urkullu? Urkullu forma parte del régimen del 78, lo digo con respeto, y es normal que opine así, porque apoya el PP. Pero me sorprende que me ponga la opinión de Urkullu y no otras. Pero estamos acostumbrados…”, comentaba el portavoz de ERC en tono burlón.

Además, denunció que Al rojo vivo estaba contando mentiras sobre el referéndum y puso un ejemplo: “Estoy en un parque y si la cámara diera la vuelta se vería que aquí no hay nadie encendiendo nada, con pancartas, ni pidiendo la ocupaciones de absolutamente nada”. Y aludía a las presuntas “llamadas telefónicas” que estaba recibiendo Ferreras para seguir su línea editorial.

“Llamadas pocas, ya se lo puedo asegurar”, respondía el presentador mientras el diputado afirmaba por encima: “algunas sí”. En ese instante, Ferreras sacó el guante de defensa periodístico y dejó claro al invitado que aquello era inaceptable: “Ya le digo yo que aceptar lo inaceptable no forma parte de nuestro código básico de comportamiento periodístico. En esta mesa las posiciones son heterodoxa, ya me gustaría que todas las televisiones de España y Cataluña fueran como esta”.

“Entiendo que se refiere a TV3”, le decía Rufián, “le invito que la vea porque casi hay más unionistas que peligrosos separatistas, chavistas venezolanos…”. La entrevista completa no tiene desperdicio.

El duelo de zascas entre ambos protagonistas no pasó inadvertido para los espectadores, tanto anónimos como rostros famosos. Algunos conocidos como Màxim Huerta, Ana Pastor o Jorge Bustos, no daban crédito a la prepotencia con la que Rufián se mostraba durante su entrevista para LaSexta. Las críticas hacia el diputado llegaron con un buen tirón de orejas.

Loading...