Gabriel Rufián o cómo ejercer de gilipollas a sueldo (Vídeo)

Gabriel Rufián, buen ejemplo de la degradación política

La degradación de la sociedad española es un hecho objetivo. Se observa en todos los ámbitos de la economía, enseñanza, sanidad y, por supuesto, en la política. Personas mediocres que no pasarían de disfrutar de los últimos escalafones laborales ocupan ahora el poder. Lo peor es que ejercen sus mandatos con ignorancia, prepotencia y utilizando el engaño para ocultar una palabrería barata que sólo es capaz de triunfar en un país que camina hacia la mediocridad.

Gabriel Rufián podría ser el símbolo de la nueva política española: populismo, mentiras y sectarismo prepotente. La última de semejante ignorante separatista la podremos ver en Cuatro en el programa “Chester in love” donde hace gala de su estupidez supina.

Amancio Ortega es un explotador

En el vídeo de presentación que presenta Risto Mejide, se puede ver cómo el publicista enseña a Rufián un tuit del pasado 7 de septiembre en el que el diputado independentista de ERC definía al empresario gallego Amancio Ortega como un explotador: ‘Amancio Ortega empezó de la nada en un garaje de Tánger, Dacca o Nueva Delhi’.

Lo poco que ha revelado la cadena es un vídeo con los avances de la nueva temporada del programa. En él se observa a Risto Mejide afirmando “Esto es populismo, y si empezamos así, la americana que llevas que es (busca en la solapa de Rufián). Mira, Zara”.

Gabriel Rufián se queda sin palabras, al menos en el corto vídeo del que se dispone hasta el momento.

El diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián se sumó a miembros de la izquierda en atacar a Amancio Ortega, fundador de Inditex, tras conocerse que vuelve a ser el hombre más rico del planeta tras adelantar a Bill Gates, cofundador de Microsoft.

Durante los últimos doce meses Inditex ha generado más de 9.000 nuevos puestos de trabajo en todo el mundo, 1.705 en España.

Rufián: engreído, populista, ignorante y mentiroso compulsivo

Se sabe que el cabeza de lista de partido independentista republicano ERC al Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián Romero (1982, Barcelona), engordó su currículum académico en la candidatura que presentó a las últimas elecciones internas de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). De este proceso salió elegido miembro de la nueva secretaría nacional. Rufián dio cuenta de ser diplomado en Relaciones Laborales por el Instituto de Educación Continua (IDEC) -fundación privada- y la Universidad Pompeu Fabra (UPF), pero recurrió a la picaresca a la hora de incluir sus estudios de posgrado, tanto que publicó el único título que tiene como si fueran dos titulaciones distintas.

Escasa experiencia profesional

En una reciente entrevista con directe.cat, el propio Rufián afirmaba: “Formo parte de la generación que ha tenido que trabajar para pagarse los estudios. Por ejemplo, trabajé como vendedor en el Corte Inglés y en H&M para poderme pagar los estudios de la universidad. Y a través del máster encontré trabajo de relaciones laborales, mi campo”.

El secretismo sobre su última ocupación

Ese trabajo del que habla el candidato de ERC al Congreso le ha mantenido 10 años vinculado a una empresa de selección de personal. Sin embargo, Rufián, que no tiene perfil en la red LinkedIn, se resiste a desvelar el nombre de la misma, lo que no hace sino aumentar el secretismo y las sospechas sobre la veracidad de su trayectoria académica y profesional.

Tampoco en la reseña curricular que presentó este año a las elecciones de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) aparece la denominación de dicho negocio. Sólo recoge que su cargo era el de “responsable de selección y contratación en una empresa de servicios y consultoría integral dentro del sector siderometal/industrial”. Sin embargo, ya no pertenece a la firma, puesto que, según explica en la citada entrevista, “aquella actividad profesional en la empresa privada era incompatible con la actividad más política”.

Hijo y nieto de andaluces, por un lado de Jaén y por otro de Granada, Gabriel Rufián no ha militado antes en ningún partido político. Su salto a la fama llegó este año con su ingreso a la secretaría nacional de la ANC -que acaba de abandonar- y con su apoyo, a través de la plataforma de castellanoparlantes independentistas Súmate, a la candidatura de Junts Pel Sí (CDC y ERC).

Rufián es una de sus principales caras de ERC en los medios de comunicación, donde ha repetido una y otra vez que de alcanzar la independencia, mantendrían la “doble nacionalidad”. Ahora, defiende esta entelequia desde el escaño en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo cobrando el mayor sueldo de toda su vida laboral gracias a los Presupuestos Generales de España.