Galindo emociona a Xavier Sardà con este mensaje en ‘QTTF’

Pocas cosas parecen emocionar más a Xavier Sardà que reencontrarse con sus antiguos compañeros de Crónica Marcianas. Si la última vez que compartió un programa fue con Boris Izaquirre en Mi casa es la tuya, ahora le ha tocado el turno recibir una sorpresa de manos de uno de los personajes más entrañables de la televisión: Galindo.

El periodista este fin de semana en el programa de Telecinco Qué tiempo tan feliz, que presenta María Teresa Campos. Sardà está de promoción de su último libro pero como suele hacer el programa ha sigo agasajado con multitud de mensajes de cariño y de recuerdos de su paso por la cadena de Mediaset.

El equipo de 'Crónicas Marcianas'
El equipo de ‘Crónicas Marcianas’
(Mediaset)

Ha sido en ese momento cuando en la pantalla ha aparecido un mensaje grabado del que fuera una de las personas que más horas de plató ha compartido con Sardà. E señor Galindo, que intentaba poner un punto de cordura en Crónicas Marcianas le dedicaba estas cariñosas palabras que no dejaban indiferente al presentador:

“Hola, Xavier. Felicidades por tu libro porque creo que como siempre será un buen libro. Porque todas las cosas que haces tú son buenas. Aparte te tengo que decir una doble felicidad porque este año se cumplen 20 de esa locura que hicimos que se llamaba Crónicas Marcianas. Que te vaya bien con tu libro y que te vaya bien en tu vida.

Xavier Sardà vive una tarde de reencuentros en 'QTTF'
Xavier Sardà vive una tarde de reencuentros en ‘QTTF’
(Mediaset)

Sardá, visiblemente emocionado, ha vuelto a contar cómo conoció a Galindo. Y ha asegurado que fue a través de su hermana Rosa María Sardà, que fue la que le puso en contacto con él. Galindo “hacía de actor en papeles de niño y de regidor y yo le pregunté a Rosa si podía llamarle, porque queríamos parecer marcianos, y me dijo llámalo ya”, ha recordado Sardá.

Durante años el gran actor estuvo simulando que sufría con los contenidos de Crónicas Marcianas, un programa transgresor que parecía no cuadrar demasiado con los contenidos que él estaba acostumbrado a tratar en televisión. Un personajes que era cómplice del presentador y ponía un punto de cordura, como la voz de conciencia, en Crónicas Marcianas.

Loading...