‘Gran Hermano 17’: Bea y Meri se reconcilian después de discutir y llegar a las manos

Beatriz y Meritxell han pasado de ser amigas del alma a discutir en cuanto se ven y es que ya se va notando que falta menos para la final y todo es poco para tener la atención de la audiencia. A pocos días de saber quién se va a llevar finalmente el maletín, los nervios están a flor de piel y las dos únicas mujeres de la casa discuten a cada segundo.

El último enfrentamiento entre ambas ha llegado al extremo ya que incluso han llegado a las manos durante la realización de la prueba semanal, donde estaban las dos encerradas dentro de una jaula. El agobio de estar aislado y el fuerte carácter de las dos ha sido el detonante para la discusión que han tenido que apaciguar Miguel y Rodrigo desde fuera.

Tras la disputa entre las dos, Meritxell le daba en la cabeza a Bea y esta respondía dándole un golpe con los nudillos, tras los golpes las dos se enzarzaban en una pelea entre gritos: “O sea, me puedes dar tu a mí y yo a ti no, pues no” exclamaba la valenciana mientras respondía Meritxell: “A ver si te piensas que te voy a permitir que me des en la cabeza un puñetazo”. Miguel y Rodrigo veían desde fuera la escena e intentaban frenar la discusión de todas las maneras, sin conseguirlo.

Minutos después y con las dos relajadas, decidían hablar las cosas en el jardín y ambas se disculpaban dándose un abrazo mientras cada una daba su versión de lo sucedido. Parece ser que en lo poco que queda de concurso viviremos la misma rutina de discusión y reconciliación, una y otra vez.

4 finalistas acariciando el maletín de ‘Gran Hermano 17’

Bea, Rodrigo, Meritxell y Miguel están a un paso de convertirse en el decimoséptimo ganador de la madre de todos los realities y es que tras pasar casi 100 días en la casa, dos semanas no es nada. Meritxell podría convertirse en la ganadora de la edición y es que tras ver como se quedaba sin apoyos, la catalana ha recibido siempre la salvación del público y puede que este le haga ganar por fin el ansiado premio.

Bea y Rodrigo han vivido el uno para el otro durante toda la edición y es que la pareja ha vivido una historia de amor real que ha encandilado a la audiencia y es que ambos saben que un romance facilita mucho las cosas dentro del concurso. Y finalmente Miguel, que ha experimentado un cambio de actitud y tras confesar su supuesta calvicie y su homosexualidad delante de toda España encara de otra manera la final del concurso. Todo puede pasar de cara a la final.

Loading...