Griso defiende a los agentes de policia en una bronca con la alcaldesa de Calella

La situación que está viviendo Catalunya durante los últimos días también está afectando especialmente a los periodistas catalanes afincados en Madrid, que ven desde lejos los hechos que se suceden e intentan verlo desde un punto equidistante que no siempre es bien recibido. La última en vivir una situación incómoda ha sido la presentadora de
Espejo Público
, Susanna Griso, que se ha encarado hoy con la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini.

La conversación ha sido tan bronca que Griso ha finalizado la misma visiblemente afectada y con los ojos vidriosos. El tema a debatir era la supuesta expulsión de los policías nacionales y guardias civiles de los hoteles de Calella donde se alojaban después de haber recibido “presiones” de la alcaldía, que amenazaba con no conceder licencias municipales a los dueños de los establecimientos hoteleros si no expulsaban a los agentes estatales.

Susanna Griso y su enfrentamiento con la alcaldesa de Calella
Susanna Griso y su enfrentamiento con la alcaldesa de Calella
(Atresmedia)

Mientras Candini defendía que había sido el hotel el que había pedido que se echara a los agentes, desde el programa de Antena 3 se aseguraba que el establecimiento culpaba a la propia Candini, indicando que les amenazó con no darles una licencia de obra.

La alcaldesa se ha enrocado recriminando la dureza de la actuación policial hasta que Susanna Griso ha dicho lo siguiente: “Sé que no me voy a ganar ningún aplauso… Este medio ha sido el primero en denunciar lo del domingo, yo también pienso que esa actuación violenta sobraba, pero no acuso a los policías, acuso a los responsables políticos por un desastre de dispositivo. Ir a por los peones es muy cobarde.”

Susanna Griso y su enfrentamiento con la alcaldesa de Calella
Susanna Griso y su enfrentamiento con la alcaldesa de Calella
(Atresmedia)

Candini ha insistido defendido la actuación de la Generalitat: “Las imágenes que se vieron el 1-O demuestran que era represión en toda regla. ¿Quién es el que no tiene serenidad?”, ha dicho visiblemente alterada la alcaldesa de Calella en un debate que iba subiendo de tono.

”Yo estuve viendo las colas y a la gente emocionada. A esa gente no la podemos poner en una situación así. No hay derecho a que los políticos nos hagan esto, y hablo de Barcelona y Madrid. Han puesto a la gente en un brete y no me refiero solo al referéndum, sino a todas las actuaciones que la Generalitat está tomando de forma unilateral”, ha rebatido la presentadora.

“No es unilateral la decisión del Parlament de Catalunya”, ha contraatacado la alcaldesa, que ha acusado a Griso de “comprar un relato falso” que poco tendría que ver con la realidad de lo que se está viviendo desde el domingo 1-O en todo el país.

”Reparto responsabilidades entre el gobierno de la Generalitat y una actuación policial lamentable, pero no podemos tensionar así a la sociedad”, ha seguido Griso, muy emocionada. “Me pongo en modo preventivo porque me temo lo que va a pasar. La declaración unilateral va a aumentar la tensión y la represión”.

Loading...