Inicio Comunicación Hermann Tertsch denuncia una caza de brujas de la izquierda tras ser...

Hermann Tertsch denuncia una caza de brujas de la izquierda tras ser suspendida su cuenta de Twitter

Durante una semana, el tertuliano Hermann Tertsch no podrá hacer llegar a su público sus opiniones a través de Twitter como acostumbra. Por suerte para él, todavía puede hablar libremente en los programas que quieran darle voz, como es el caso de “Sin complejos” de EsRadio, en donde ha bramado contra Twitter por lo que considera una censura a costa de un mensaje “inofensivo”.

“Gonzo” entrevistando a Hermann Tertsch para ‘El intermedio’

La polémica se gestó cuando Tertsch publicó un tuit en el que criticaba a la ministra Dolores Delgado, que es el reciente blanco habitual de las críticas del periodista de ABC. De forma inexplicable para él, la red social ha considerado “abusivo” el contenido de este tuit, por lo que ha suspendido su cuenta durante siete días, aunque todavía se puede ver el contenido publicado anteriormente. El tuit original que desencadenó la medida, no obstante, ha sido eliminado por su autor.

El polémico periodista ha aprovechado su paso por el medio radiofónico para denunciar lo que considera un atropello contra su libertad de expresión y de los que piensan como él: “Quieren echarnos a una serie de gente, a mí me llaman de todo, me desean que me ahorquen, pero yo no sé de nadie que haya sido bloqueado por eso”. Además, ha manifestado su temor a que le cierren de forma definitiva su cuenta.

El soviet de Twitter

La opinión de Tertsch se alineaba con precisión con la de Federico Jiménez Losantos, que recientemente señaló que Twitter o Netflix pertenecían a sus enemigos políticos. “La extrema izquierda siempre ha sido la jefa en Twitter, pero hoy en día es prácticamente la dueña”, señalaba el ácido analista político, cuya posición se veía respaldada por el mismísimo líder de VOX, Santiago Abascal, que en un tuit afirmó que “cada vez son más las suspensiones de cuentas por razones ideológicas. Y siempre afecta a los mismos. La dictadura de la corrección política actúa ya a la desesperada”.