Isabel Preysler y la herencia de Boyer en entredicho, pero ¿cuál es la verdad?

Desde que Miguel Boyer falleciera el 29 de septiembre de 2014 mucho se ha especulado acerca del testamento del que fuera Ministro de Hacienda y marido de Isabel Preysler. La alarma saltó especialmente tras la publicación de Okdiario que aseguraba que los hijos mayores de Miguel no estaban de acuerdo con la repartición de la herencia, que desde sus perspectivas, favorecían a Isabel Preysler.

Boyer cambió el testamento cuatro veces durante su matrimonio con la guapa filipina siendo el último el más cuestionado por su hijo mayor, pues lo firmó después del ictus que sufrió en febrero de 2012 y según ha declarado Miguel Boyer Arnedo a Okdiario “apenas podía hablar y le costaba recordar los números” aunque el notario Luis Enrique García Labajo que tramitó la firma declaraba que se encontraba en pleno uso de sus facultades, tres meses después de ser dado de alta, algo que Boyer Arnedo pone en entredicho al notario según hacía saber al citado medio.

Lo cierto es que hemos tirado de cabeza en CHANCE y hemos recordado que en esas fechas Isabel Preysler y Miguel Boyer protagonizaban una fastuosa portada con la revista ¡Hola!, el primer y único posado del matrimonio en conjunto -ya que él entendía lo que representaba la Reina de corazones pero se desligaba de protagonizar ninguna exclusiva familiar- que salía al mercado el 1 de agosto de 2012 (aunque feche el 8 de agosto que es cuando vence el ejemplar). Allí el empresario y exministro de Felipe González declaraba: “Estoy contento, muy contento. Gracias a mi mujer me he salvado”, entre otras declaraciones.

Además Boyer, salía por primera vez a un acto social el sábado 3 de noviembre con motivo de la boda del hijo de la filipina con el cantante Julio Iglesias, Julio José Iglesias con Charisse Verhaert en la finca de El Rincón propiedad del segundo marido de Preysler y padre de Tamara, Carlos Falcó.

En el mes de enero de 2013 acudía a otro acto en el siglo XXI donde compartía jornada con Eduardo Zaplana (PP), Carme Chacón (PSOE), Íñaki Gabilondo y Ramón Jaúregui (PSOE).

Según la información recopilada por Okdiario en este último testamento Miguel no estableció legados para cada uno de los herederos, sino los criterios generales sobre cómo debían repartirse los bienes, entre los que se encuentra un cuadro de Sorolla, aunque según el círculo más cercano no quedarían muchas cosas ya que Miguel se gastó gran parte de su fortuna en la casa de Puerta de Hierro a nombre de Isabel Preysler.

Boyer favoreció a su mujer en el último testamento a través de la disposición expresa del tercio de libre disposición, que otorga a Isabel la capacidad de hacer lo que quiera con un tercio de la herencia, algo que los hijos mayores no han visto justo y recalcan que son los grandes perjudicados de la repartición.

Pero el abogado de Isabel Preysler, Javier Ruiz, entraba telefónicamente esta mañana en el programa Espejo Público para aclarar la polémica y ha confesado en exclusiva que la repartición de la herencia es completamente igualitaria para los tres hijos del exministro, tanto para los de su primer matrimonio con Elena Arnedo, como para Ana Boyer, fruto de su matrimonio con Isabel.

La repartición igualitaria de dicha herencia puede ser el motivo de que todavía no se haya abierto el testamento, a la espera de que el albacea Christian Boyer -hermano de Miguel- le dé apertura. Supuestamente, como ya se habló hace unos meses, el hermano de Boyer estaría en pleno inventario para calcular y repartir el patrimonio. En el testamento no solamente entrarían las propiedades de Boyer, sino objetos personales de gran valor que están dificultado la repartición con el fin de que cada hijo reciba lo mismo.

Esto respondería la insistente pregunta de Jaime Peñafiel que asegura que el gran misterio de la herencia es por qué no se ha abierto todavía, habiendo pasado casi dos años del fallecimiento de Miguel.

Loading...