Inicio Comunicación Isabel sufre un ataque de ansiedad por una broma de Adara y...

Isabel sufre un ataque de ansiedad por una broma de Adara y Frigenti en ‘Secret Story’

Telecinco emitió la décima gala de ‘Secret Story: La casa de los secretos‘ de la mano de Carlos Sobera en la noche del jueves 18 de noviembre, en la que se mostraron imágenes de la última noche de convivencia, a raíz de lo que había provocado una broma por parte de Adara Molinero y Miguel Frigenti a Isabel Rábago, quien terminó sufriendo un ataque de ansiedad en plena noche. Una reacción que volvió a repetirse en directo, cuando el programa abordó lo ocurrido y la cántabra pudo ver el cachondeo de sus dos compañeros mientras ella lloraba en el Cubo la noche anterior.

Cristina Porta trata de consolar a Isabel Rábago tras la broma de Adara y Miguel Frigenti en 'Secret Story'

Cristina Porta trata de consolar a Isabel Rábago tras la broma de Adara y Miguel Frigenti en ‘Secret Story’

«A esta niña le falta un hervor», soltaba Rábago, después de que Molinero se acercase a su cama con un muñeco, antes de pegarle un grito para sorprenderla. La cántabra se levantó entonces con aparente calma, antes de retirarse al Cubo, donde finalmente terminó estallando, entre gritos y lágrimas. «¡No es normal! ¿Qué le he hecho yo a esa niña?», cuestionó la concursante, quien recibió primero el apoyo de Cristina Porta, tras lo cual también se le sumaron otros compañeros del reality. «¿Estás rayada?», preguntaba Frigenti a Molinero, en su habitación, ajenos a lo que estaba ocurriendo en la estancia. «No, cero», aseguraba la madrileña. Un recopilatorio que los concursantes pudieron ver en la casa de los secretos, donde Porta opinaba que «el vídeo es bastante suave para lo que vivimos en ese Cubo», mientras se escuchaba la respiración agitada de Rábago. «Veo la reacción de Isa y que no está bien», observó entonces Sobera, momento en el que la cántabra terminó retirándose en directo, alterada.

«Me encuentro a Isa fatal, tiene que venir un médico. Ellos además se ríen, están todo el rato provocando y no quieren pedir perdón», declaró Porta, después de ver cómo Frigenti y Molinero se reían mientras la mayoría de los concursantes habían estado tratando de calmar a Rábago. «La cosa grave es que sabemos que Isa tiene ese problema. Ya tuvo un ataque de pánico. Ha temblado y llorado un día entero en el pasado. No es una broma», defendía por su parte Luca Onestini, quien acusó al dúo de «intentar hacer daño a una persona que sufre». «Fue una broma con un muñeco», defendió Molinero, ante lo que Julen de la Guerra apuntó que «eso no es una broma, es una putada». «Se ve en el vídeo, que ni se asusta. Creo que tiene mucha tensión del programa», apostó la madrileña, tras lo cual reconoció que «si llego a saber que esa broma desencadena esto, por supuesto que no lo hago». Luis Rollán intervino entonces para señalar que las «bromas se hacen con gente con la que tratas, con la que tienes relación. Una broma con gente con la que no hablas en la casa, es provocar».

«A los mediocres, ni el aliento»

Carlos Sobera habla con Isabel Rábago tras su ataque de ansiedad en 'Secret Story'

Carlos Sobera habla con Isabel Rábago tras su ataque de ansiedad en ‘Secret Story’

El sevillano desveló que Rábago habría sufrido un ataque de ansiedad no solo por la noche, sino también «esta mañana y le acaba de dar, y es incapaz de pedir perdón». «Pero eso sí: si le pasa a la señora, la casa pendiente de ella. Si nos pasa a los demás, que nos den por el culo«, criticó Rollán, momento en el que Frigenti intervino para defenderse. «Hay gente a la que le choca esta broma, a mí no se me caen los anillos por pedir perdón. Pero no se nos puede hacer responsables de que una persona esté mal», declaró el manchego, quien incluso afirmó que «no me gusta verla así, la pido perdón y no volverá a ocurrir». «Estamos en un reality, si queréis apagamos las cámaras y nos vamos a casa», lanzó el concursante, tras lo cual el programa conectó minutos después con Rábago, quien ya se habría recuperado del episodio en directo.

«Desde que han llegado estos personajes, lo único que han hecho ha sido burlarse, provocarme. Saben cuáles son los límites, yo los establecí: no hablamos, nos evitamos», manifestó la cántabra, quien relató cómo «simplemente estaba durmiendo, era de madrugada y decidieron, como llevaban buscándome todo el día y no me encontraban, meterme un grito que me asustó tremendamente». La concursante aseguró que «he estado estas últimas cuarenta y ocho horas hecha una mierda, derrotada», para después subrayar que «no me voy a marchar de aquí arrodillada». «Llevo dos meses y medio aquí, ayudando a todo el mundo y haciendo mi concurso, y no voy a permitir que estos dos personajes me lo ensucien«, recalcó Rábago, quien incluso prometió que «si me quedo, que se preparen, porque voy con la cabeza bien alta». Una idea en la que insistió al regresar a la casa de los secretos, cuando soltó que «a los mediocres, ni el aliento».

Publicidad