Inicio Comunicación Kiko Hernández, abatido por la muerte de Begoña, deja ‘Sálvame’: «Quiero desaparecer»

Kiko Hernández, abatido por la muerte de Begoña, deja ‘Sálvame’: «Quiero desaparecer»

No está siendo una buena época para Kiko Hernández. El colaborador de ‘Sálvame‘ no ha aguantado más y ha explotado en el plató al sincerarse con Jorge Javier Vázquez y la audiencia sobre cómo se siente tras la muerte de uno de sus familiares, de Mila Ximénez y de Begoña Sierra, una de sus amigas más íntimas. «Llevo un año que ya no puedo más, se me junta un duelo con el otro y con el otro«, desvelaba Hernández ante una simple pregunta del presentador sobre cómo se encontraba.

Kiko Hernández en 'Sálvame'

Kiko Hernández en ‘Sálvame’

«Yo no soy de tomar muchas pastillas. El lunes me tomé no se cuántos lexatines. Son enfermedades que sabes que van a llegar, pero que llegue todo tan pronto…», se quejaba el colaborador, con la voz quebrada. «20 días antes de Mila, falleció una tía mía. No estoy acostumbrado a la muerte y que de repente se me muera tanta gente y de golpe, es terrible«, añadía, sincerándose por completo.

«Yo quiero descansar un tiempo. Sé que Begoña me decía que no me marche nunca de ‘Sálvame’, pero por mi salud mental necesito parar», anunciaba Hernández, dejando claro que necesita un tiempo para poner los pies en la tierra tras las tres duras pérdidas que ha vivido. «Ayer tenía ideas raras en mi cabeza. Necesito parar al menos una semana y quince días«, explicaba también.

Con la ayuda de un profesional

Ante las alarmantes palabras de Hernández, Jorge Javier Vázquez le tendió la mano y le dio un consejo. «¿No crees que sería bueno que empezaras con un profesional? Para eso están, para darte herramientas para seguir. ¡Si solo estás en casa diez días, todo va a seguir igual», argumentaba el conductor. «Quiero desaparecer. Antes de que falleciera Begoña, te dije que me quería ir. Hay momentos en los que no tienes ganas ni de levantarte de la cama y no me lo puedo permitir. Y voy a salir, ¿vale?», sentenciaba, levantándose de su silla y abandonando el plató totalmente abatido.

Publicidad