La purga de Mateo y Fran Llorente en RTVE alcanza hasta el responsable de la web y redes sociales

9

Mientras Rosa María Mateo, administradora única de RTVE, prepara su comparecencia del próximo martes en el Congreso, la purga iniciada por ella y su equipo, donde tiene un peso vital Fran Llorente, hombre fuerte del PSOE en la cadena, alcanza ya a departamentos que nada tienen que ver con los contenidos.

Según explican fuentes sindicales de la Corporación, la penúltima víctima de esa purga ha sido el director de RTVE Digital, Alejandro Vega, departamento que gestionaba la página web, las redes sociales, interactivos… en definitiva, nada que tuviera que ver con la parte informativa, supuestamente más delicada políticamente.

Su sustituto será Ignacio Gómez, un directivo que incorporó a la cadena Luis Fernández, ex presidente de RTVE en la anterior etapa socialista, y que hasta ahora era el encargado de Investigación de audiencias. “Se han unido los dos departamentos y ahora Gómez llevará Digital y Audiencias bajo la dirección expresa de Fran Llorente”, explican fuentes sindicales. Antes dependía del director de TVE, Eladio Jareño.

“Además hay que tener en cuenta las formas. A Alejandro Vega se le comunicó el cese por teléfono, mientras estaba de viaje de trabajo, y por un trabajador de Recursos Humanos no por su jefe directo”, explican fuentes sindicales.

Además, este viernes RTVE ha cesado también al Subdirector de Innovación y Estrategia, Javier Gómez, número dos de Alejandro Vega, agudizando aún más el malestar entre los trabajadores de la Corporación por los masivos despidos.

“Lo que está ocurriendo es inaudito. Están arrasando con todo, cesando a todo el mundo como si fueran a quedarse toda la vida. ¿Por qué están haciendo tantos cambios si en teoría es un equipo de transición hasta que se nombre al nuevo presidente?”, se preguntan en la cadena.

Comparecencia

El equipo de Rosa María Mateo quiere frenar las filtraciones de los ceses de cara a reducir la presión sobre la administradora única de cara a su comparecencia de este martes en el Congreso. “Están muy nerviosos. Este viernes se oían los gritos desde el pasillo de María Escario, la directora de Comunicación, que estaba gritando en una reunión con su equipo en su despacho quejándose por la publicación de tantas noticias sobre la casa”, explican testigos.