La voz corporativa de Telecinco demanda a su propia cadena

Lo hemos escuchado durante años, miles de veces. La voz corporativa de Telecinco, que encarnaba Casimiro Díaz, hace más de dos años que no aparece ya en las promociones de cadena. Detrás de este vacío se esconde una guerra de denuncias entre Díaz y la cadena, que ahora se ha hecho pública.

Casimiro ha sido, durante la friolera de 15 años, la persona que ponía voz a todas las promociones de los canales de Mediaset. Sin embargo, y según un comunicado que ha hecho público el mismo Díaz, desde 2015 esta relación llegó a su fin de forma nada amistosa y que aún colea en los tribunales.

Dejó de pagarme el sueldo, argumentando que no tenían por qué pagarme cantidad alguna”

Díaz asegura que fue despedido de forma “injusta” coincidiendo con un desprendimiento de retina en el ojo izquierdo que “me obligó a ser intervenido de urgencia y posteriormente permanecer en cama, boca arriba e inmóvil, durante algo más de un mes. Mediaset dejó de pagarme el sueldo, argumentando que como no grababa locuciones, no tenían por qué pagarme cantidad alguna”, y es que el locutor trabajaba como autónomo facturando cada mes su trabajo.

Sin embargo, un problema ocular que obligó a prolongar su baja hizo, según su versión, que la cadena dejase de contar con él, con lo que “me vi obligado a interponer denuncia ante la Inspección de Trabajo.” La denuncia de Casimiro Díaz va más allá. “He sido un falso autónomo durante quince años”, denuncia.

Casimiro Díaz, voz corporativa de Mediaset hasta 2015
Casimiro Díaz, voz corporativa de Mediaset hasta 2015 (LVD)

“Mediaset intentó evitar el juicio haciéndome una oferta económica ridícula, a sabiendas de la situación extremadamente delicada en la que me encontraba” e incluso comenta cómo durante el juicio “fue denigrante que presionaran a mis compañeros -citados por mí como testigos- para que éstos negaran –dijeron no recordar- hechos como el haber compartido mesa conmigo en el comedor de la empresa”.

La Justicia rechazó su demanda aunque Casimiro ha recurrido y asegura contar con pruebas que desdicen la versión de Mediaset de que “sólo trabajaba una hora diaria” cuando según su versión “he venido trabajando a diario, con absoluta exclusividad, y con una disponibilidad total desde las 8 de la mañana hasta las 23:45 horas de la noche”.

Mediaset por su parte no entra a valorar los hechos y se limita a asegurar que se trata de un tema privado de Recursos Humanos y que el cambio de locutores para las promociones de las diferentes cadenas del grupo responden a “un cambio de aires” estratégico para darle “más frescura” al grupo.

He venido trabajando a diario y con absoluta exclusividad durante 15 años”

Loading...