‘Little Big Show’: un estreno lleno de talento y mucho humor

Little Big Show, el nuevo programa de Telecinco aterriza exprimiendo todo el jugo de los jóvenes talentos de nuestro país. El sofá del talent show que presenta Carlos Sobera era muy grande para unos protagonistas tan pequeños, pero pronto demostraron que la grandeza esta en las pequeñas cosas que podían aportar al programa. A esta primera gala solo le hizo falta un poco del ingenio y la inocencia de los más pequeños para meterse al público en el bolsillo des del minuto uno.

En este caso Mediaset ha adaptado uno de los programas de más éxito mundial en 2016, donde los más pequeños muestran todo su potencial de una forma relajada y distendida, sin jurado ni puntuaciones. Carlos Sobera se estrenaba en un programa de estas características pero enseguida demostró ser el presentador ideal para sacar lo mejor de los personajes más entrañables. Sobera tuvo que hacer frente a un tímido motorista de cuatro años que le echaba el agua por encima, a una pareja de bailarines que juntos apenas sumaban 11 años y a dos hermanos que se comunican a base de silbidos. Pero superó la prueba y con buena nota llenando el programa de risas, pero cediendo todo el protagonismo a los más pequeños.

Toby Lee y la intérprete definitiva

Uno de los mejores momentos de la gala nos lo dejó la actuación de Toby, uno un auténtico virtuoso de la guitarra que nos deleitó con una gran actuación de blues en la que termino tocando con la guitarra en la espalda. El joven de Yorkshire empezó a tocar a los 6 años y ahora con 12 ya puede presumir de haber tocado con la banda de B.B.King a pesar de que no llegó a conocerlo.

Pero la aparición del joven inglés nos dejo otro buen momento de risas en el sofá del plató. Sobera tuvo que pedir un traductor para poder entrevistar a Toby que no entendía ni hablaba el español y en ese momento hizo su aparición Stephani, una pequeña intérprete que lo traducía absolutamente todo. Sobera no se podía creer que tuviera delante una niña con un pronunciación tan perfecta y que encima le tomara el pelo a él. Stephani incluso llegó a traducir las expresiones corporales del presentador en un juego al que Toby también se quiso sumar, en una de las mejores escenas que nos dejó el programa.

Jorge, el campeón de gimnasia que superó su propio récord

El programa también participó un joven campeón de España de gimnasia. A los 12 años Jorge se sitúa en la élite de este deporte en nuestro país y así lo demostró en el plató de Little Big Show. Carlos Sobera demostró mucho interés en su habilidad, aunque dejó claro que no era tan flexible como el joven deportista. Subido encima de una “seta”, el aparato de gimnasia con el que trabaja, Jorge dio 31 vueltas con su cuerpo sin parar, superando así su récord personal que estaba en 22.

Hugo, un pequeño apasionado de la obra de Miguel Ángel

Pero no todo fue talento y habilidad en la noche del estreno de Little Big Show. Hugo se presentó en el plató con solo 6 años y vestido de gala para mostrar a toda España sus conocimientos sobre el artista polifacético, Miguel Àngel. Hugo no falló ni una sola de las preguntas del cuestionario de Sobera y no se dejó engañar por el presentador cuando le mostró de cerca una estatua humana que decía haber hecho él. Hugo no escondió su miedo cuando la estatua empezó a moverse y se tapó los ojos con las manos mientras Carlos Sobera recibía de la figura humana un premio para Hugo. El joven experto en Miguel Ángel (que tenía un aire a Jorge Javier Vázquez) podrá viajar a Roma con sus padres para ver las obras del pintor de la Capilla Sixtina.

Jairo y María, una pareja de bailarines llena de magia

Esta pareja de bailarines enamoró al público des del primer momento en que saltó al escenario. Con tan solo 5 y 6 años. Jairo y María saben bailar tantos estilos como casi años tienen y demostraron su talento moviendo la cadera. Ante las preguntas de Sobera, el pequeño Jairo no dudó en reconocer el amor que sentía por María y que quedó reflejado en un video de los dos en el que él se le declara cantando el Ave María, de David Bisbal.

Javier y Héctor y la comunicación a base de silbidos

Pero sin duda una de las escenas más impactantes que nos dejó el estreno de Little Big Show fue esta pareja de hermanos de Canarias que hicieron una exhibición de silbo gomero, un silbido típico de los habitantes de La Gomera y que fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de una habilidad que se ha ido perdiendo y que estos dos hermanos quisieron aprender para reivindicar su uso. Javier necesitó tres años para dominar la técnica, mientras que a Héctor le bastó con un día. Los dos hermanos intercambiaron las frases que el programa les propuso a base de silbidos dejando boquiabierto a todos el público del plató. Carlos Sobera quiso apuntarse a silbar con los hermanos, pero dejó patente que necesitará un poco más de tiempo para conversar con ellos de ese modo.

Loading...