Inicio Comunicación Lucía, contundente al toparse con Isaac en ‘La última tentación’: «Eres un...

Lucía, contundente al toparse con Isaac en ‘La última tentación’: «Eres un puto cerdo»

La última tentación‘ concluyó en la noche del miércoles 20 de octubre con el encuentro entre Lucía Sánchez y Isaac Torres en su hoguera de confrontación. Un encuentro en el que la gaditana ya comenzó muy fuerte, dejando muy clara su firme posición frente al mudo catalán. Por ello, el programa optó por mostrar solo el extracto inicial, guardándose el resto del cara a cara para la siguiente entrega, a sabiendas de la expectación que genera.

Lucía Sánchez hace frente a Isaac Torres nada más llegar a la hoguera en 'La última tentación'

Lucía Sánchez hace frente a Isaac Torres nada más llegar a la hoguera en ‘La última tentación’

«Llevo mucho tiempo cohibido y esto me ha servido para abrir los ojos y es lo que le quiero transmitir», declaró Torres, a solas con Sandra Barneda. El catalán reconoció ante la presentadora que «llevo un año loco: salí de aquí con Marina, la relación con ella fue heavy. Luego encontré un apoyo espectacular en Lucía, porque teníamos una relación muy íntima, con mucho cariño y amor». «He dejado todo por ella, pero no soy yo, porque siento que necesito ser libre», valoró el participante, quien incluso señaló que «soy muy extrovertido y cariñoso y sé que eso a ella le molesta». «Quizás he confundido la palabra ‘amor’, pero aquí, cuando nos han separado, he sido más yo, he tenido tiempo para pensar. Creo que si me atrae otra persona, es porque realmente no estoy enamorada de ella», manifestó Torres, tras lo cual se mostró muy seguro de que Sánchez estaba enamorada de él, puesto que «hemos convivido veinticuatro horas mucho tiempo, y me transmite que es todo amor».

A la hora de apostar por si la gaditana se presentaría al encuentro, sin embargo, el catalán ya no se mostró tan confiado: «espero que sí. Creo que necesita una explicación. Si no viene, lo entendería, porque ha sufrido mucho en este sitio y quizás no quiera repetir esa experiencia». Finalmente, Torres pudo ver cómo Sánchez se aproximaba, momento en el que el catalán se mostró algo cabizbajo y nervioso, hasta que, una vez ella estuvo cerca, hizo el ademán de ponerse en pie para saludarla, algo que Sánchez detuvo de inmediato con un rotundo gesto. «¿Sabes cuál es el último recuerdo que tengo de ‘La isla de las tentaciones’? Tú, llorando cuando yo me iba, diciendo que Manuel no merecía una mujer como yo«, lanzó la recién llegada, sin sentarse aún junto al catalán, a quien planteó que «ahora contéstame: ¿tú te mereces una mujer como yo?». «No», reconoció Torres, en un hilo de voz. «Vale. Eres un puto cerdo», soltó Sánchez, antes de ocupar su lugar junto a él.

«Quiere quedar bien»

Antes de acudir al encuentro de Torres, Sánchez pudo charlar con Barneda cuando esta le comunicó la petición del catalán de verse cara a cara. «Él es una persona muy subida. No me lo creo ya. Me parece falso, que está actuando, queriendo quedar bien», apostaba entonces la gaditana, sobre lo que podría haber empujado a su pareja a solicitar una hoguera de confrontación. Asimismo, Sánchez reconoció que «abrí los ojos cuando hablé con Marina, porque eran demasiadas cosas idénticas, cosas que no tienen sentido» y confesó no tener ganas «ni de mirarlo a la cara. Tengo un sentimiento de rechazo que no lo tuve ni con Manuel«.

«Como voy a reaccionar, lo tengo muy claro. Yo no me voy a bajar del burro, diga lo que diga«, vaticinaba la gaditana, con seguridad, para después cerrar la puerta a perdonarlo «si vieses en sus ojos que está enamorado de ti», dado que «una persona enamorada no te hace eso. Me da igual las excusas y las explicaciones». Sin embargo, cuando Barneda le aclaró que, de no acudir al encuentro, tendría que abandonar República Dominicana sin despedirse, Sánchez se mostró más proclive a tener una conversación con Torres, a raíz de su deseo de permanecer en el reality. «Me lo estoy pasando bien y ni siquiera con lo que me ha pasado, he estado hundida. El año pasado necesitaba irme, ver a mi familia, y este año, no. No quiero ser siempre la que huye del problema. Quiero quedarme, vivir esto hasta el final», confesó la gaditana.

Publicidad