Inicio Comunicación Lucía se refugia en Manuel al descubrir la infidelidad de Lobo en...

Lucía se refugia en Manuel al descubrir la infidelidad de Lobo en ‘La última tentación’

El quinto programa de ‘La última tentación‘ dio pie a que la organización diera paso a una importante novedad: el «visionado de emergencia». Sandra Barneda irrumpía así en Villa Playa con el fin de mostrar ante los protagonistas imágenes de la pareja de uno de ellos, que resultó ser Isaac Torres. De ese modo, Lucía Sánchez vio con sus compañeros el descarado flirteo y el largo beso que compartió su novio con Bela Saleem, momento en el que la gaditana, además de dar por concluida su relación, buscó el apoyo de quien mejor la conocía en la villa: su exnovio Manu González.

Manu González habla con Lucía Sánchez de la infidelidad de Isaac Torres en 'La última tentación'

Manu González habla con Lucía Sánchez de la infidelidad de Isaac Torres en ‘La última tentación’

«Tengo ganas de hablar con Manuel», confesó Sánchez, después de que vieran las imágenes en la temida tablet. «Delante de mí era el mejor novio del mundo. Cuando fallaba era cuando me daba la vuelta», matizó la gaditana, sobre su expareja, de quien subrayó que «sé que no quiere el mal para mí». «Te agradezco la entereza, porque sé que no es fácil y sé lo mucho que querías a Isaac. Lo siento», confesó entonces Barneda, despertando el llanto de Sánchez, quien se vio inmediatamente arropada por sus compañeros. «Para mí Isaac no se merece lo bien que lo he tratado. No se merece perdón de dios, no tiene excusa ninguna y no lo quiero volver a ver en mi vida», confesaba la participante, ante las cámaras del programa. La gaditana llegó incluso a soltar ante sus compañeros que «ya está, me lo merezco», algo que todos se apresuraron a negar, incluso Marina García, a pesar de lo que había ocurrido entre ellas por el propio Torres.

Sánchez recibió entonces a González, a solas, momento en el que admitió que «tú llevabas razón. Lo he visto liándose con Bela», para después darle las «gracias por defenderme». Ambos se abrazaron entonces, e incluso tanto Sánchez como González rompieron a llorar. «No entiendo nada, pero bueno. Si sobreviví el año pasado, esto es una mierda. No es el mismo dolor ni el mismo amor», reconoció la gaditana. Enfadado, su expareja no dudó en tachar a Torres de «pedazo de mierda», antes de recalcar que «te lo dije, yo no te engaño». «No tenías pruebas. No quería que me macharas la cabeza», replicó Sánchez, tras lo cual el gaditano manifestó que «no quería que él se riera de ti». «Pues todos os reís de mí», le recordó la participante, quien confesó que «me siento tranquila, te lo juro. No podía vivir con lo que tenía». «Qué mala suerte tienes, chiquilla. Te juro que me ha dolido un montón», lamentó su expareja, entre lágrimas, a lo que añadió que «tú no te mereces esto. Eso era una garrapata que te has quitado. Te estaba chupando».

«No le voy a dar nada más de mí»

Manu González y Lucía Sánchez rompen a llorar en 'La última tentación'

Manu González y Lucía Sánchez rompen a llorar en ‘La última tentación’

«Creo que merece un correctivo, como me lo diste a mí», opinaba entonces el gaditano, con su tensa despedida del programa en mente. «Dáselo tú, corre», lo animó su exnovia, con cierto humor, mientras él insistía en que «creo que le tienes que dar fuerte, se lo merece». «No se merece nada de mí. Eso es darle mucho. No le voy a dar nada más de mí», argumentó la gaditana, antes de que García se uniera a ellos. «Le dije a Patry que me parecía raro la actitud de parado que tenía, que no era él», confesó Sánchez, momento en el que la recién llegada opinó sobre Torres que «se le va a ver como es él. Le encanta gustar». «Lo que ha pasado quizás haga que esté más cerca de Marina. Tener un contacto es decisión suya, porque es a quien hice daño, pero el tiempo lo dirá», declaraba la gaditana, ante las cámaras del programa.

Por su parte, González no se cortó a la hora de hablar de Torres: «es un zorrón que va por detrás y le ha hecho una jugarreta». Además, el gaditano volvió a mostrarse emocionado cuando, reunidos todos en el salón apenas unos minutos después, declaró que sobre Sánchez que «se merece a alguien que la cuide y la respete. Seré mal novio, pero no soy mal amigo y me va a tener para lo que haga falta». «Él es quien más me conoce. Es como si fuera mi familia», reconoció su exnovia, provocando que ambos rompieran a llorar de nuevo, tras lo cual la participante se animó a hacer autocrítica. «He tratado mejor a Isaac en dos meses que a Manuel en dos años, porque a él no le dejaba pasar ni una, soy más comprensiva con Isaac», reflexionó Sánchez, quien no se arrepentía de haber participado en el reality «aunque haga el ridículo de mi vida» y apostó por que «me va a dar el bajón después».

Publicidad