Inicio Comunicación Marron desafía a la gravedad en ‘El Hormiguero 3.0’

Marron desafía a la gravedad en ‘El Hormiguero 3.0’

Marron ha decidido jugársela desafiando a la gravedad en ‘El Hormiguero 3.0’.

El colaborador ha llevado a cabo un experimento que se puede hacer en casa de una manera muy sencilla, ¡presta atención al vídeo!

¿Qué necesitas?

  • 2 reglas
  • Tapón
  • Tapa de boli
  • Tacos de madera
  • Plastilina
  • Canica

Al someter un cuerpo únicamente a la fuerza de la gravedad este experimenta un movimiento de caída libre totalmente vertical.

La primera ley del movimiento rebate la idea aristotélica de que un cuerpo sólo puede mantenerse en movimiento si se le aplica una fuerza. Newton expone que todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él.

Un cuerpo no puede cambiar por sí solo su estado inicial, ya sea en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme, a menos que se aplique una fuerza o una serie de fuerzas cuyo resultante no sea nulo sobre él. Newton toma en cuenta, así, el que los cuerpos en movimiento están sometidos constantemente a fuerzas de roce o fricción, que los frena de forma progresiva, algo novedoso respecto de concepciones anteriores que entendían que el movimiento o la detención de un cuerpo se debía exclusivamente a si se ejercía sobre ellos una fuerza, pero nunca entendiendo como esta a la fricción.

Un objeto en movimiento no se detiene de forma natural si no se aplica una fuerza sobre él. En el caso de los cuerpos en reposo, se entiende que su velocidad es cero, por lo que si esta cambia es porque sobre ese cuerpo se ha ejercido una fuerza neta.

Al someter un cuerpo únicamente a la fuerza de la gravedad este experimenta un movimiento de caída libre totalmente vertical.

¡Ponte a prueba con este genial desafío!

Además, ha sorprendido con un fuego que no quema. El agua absorbida por el billete usa la energía de la llama para cambiar de líquido a gas protegiendo así al billete de las llamas.

El fundamento de este experimento reside en un concepto denominado “calor latente”. El calor latente es la cantidad de energía requerida por una sustancia para cambiar de fase, de sólido a líquido (calor de fusión) o de líquido a gaseoso (calor de vaporización). Se debe tener en cuenta que esta energía en forma de calor se invierte para el cambio de fase y no para un aumento de la temperatura. Es decir, durante un cambio de fase, una sustancia permanece a temperatura constante, y toda la energía calorífica que intercambia se invierte en cambiar de fase.

Si sumergimos el billete en una disolución de alcohol isopropílico y agua, esta última es absorbida por el billete. Cuando el alcohol empieza arder al aplicarle una llama, el agua absorbida por el billete se evapora. El proceso de evaporación del agua absorbe mucha energía calorífica impidiendo que el billete alcance una temperatura suficiente como para entrar en combustión.

Resumen: Durante el proceso de evaporación,el agua invierte la energía recibida en el cambio de estado y mantiene la temperatura constante, impidiendo que el billete se queme.