Inicio Comunicación Mata a su tía de 90 años en Las Palmas e intenta...

Mata a su tía de 90 años en Las Palmas e intenta quemarla en una pira funeraria fabricada en el dormitorio

Un hombre de 79 años ha sido detenido por haber matado a su tía de 90 en la casa en la que vivían en el barrio de San Roque en Las Palmas. El presunto asesino intentó quemar a la mujer en una pira funeraria que improvisó en el dormitorio de la anciana.

En el barrio de San Roque los vecinos que conocían a Angelines, la víctima, se encuentran conmocionados. Aseguran que era una vecina muy querida y muy activa que salía mucho de casa. Los vecinos vieron a Angelines por última vez el pasado viernes.

Isidro era vecino de la fallecida. Cuenta que la familia tuvo el último contacto telefónico con Angelines el sábado y a partir de ahí ya no tuvieron contacto con la abuela. A los vecinos les extrañaba que en esos días saliera humo de la vivienda. Al preguntar a Paco, el presunto asesino, qué ocurría él dijo que estaba haciendo unas reformas para la casa.

"La nieta de la fallecida llevaba días intentando contactar con su abuela y se personó en la vivienda sin que el presunto asesino la dejase entrar"

La nieta de la fallecida estuvo días intentando ponerse en contacto con su abuela y se personó en el domicilio. Su tío no la dejaba entrar y la nieta comenzó a sospechar que algo malo había pasado. Relata Isidro que él mismo intentó mediar con Paco, presunto asesino. "Le dije Paco déjame comprobar que la abuela está bien" pero el hombre negaba el acceso a la casa y decía que la abuela se había ido con una prima.

"Al verse agobiado por los vecinos cerró la casa y el presunto asesino se entregó ante la Policía"

Minutos después el detenido cerró la casa y se marchó de la zona. Poco después la Policía Nacional se personó en la zona, subieron a la nieta al coche y fueron en su búsqueda. Paco se presentó en una comisaría de la zona y se entregó.

Cuenta Isidro que la víctima era una mujer muy activa y muy querida por sus vecinos y su familia. "Nadie creíamos que este hombre iba a pasar esta línea, sabíamos que era un brabucón y un metelíos".

Publicidad