Miguel confiesa: “El chico que presenté en el casting de 'GH 17' era mentira”

Aunque solo han pasado tres días desde que el gallego abandonara la casa más famosa de España, Miguel ha llegado al plató del debate de ‘Gran Hermano‘ con muchas ganas de responder a todo aquel que ha cuestionado su comportamiento dentro del concurso, y con numerosos obsequios que ha ido repartiendo de manera sarcástica entre sus peores enemigos.

El chico ha arremetido, más concretamente, contra Pol y Adara. Para el gallego, la pareja que forman sus compañeros no hubiera sido lo mismo sin él dentro del concurso, puesto que, según él “cada uno por separado es un vacío“. En cuanto a su amistad con el “genéticamente perfecto”, Miguel ha confesado que creía que Pol era gay. Esta suposición provocó su acercamiento hacia el concursante.

El exconcursante ha repartido mucha caña en el plató del debate

El exconcursante ha repartido mucha caña en el plató del debate

Yo creía que a Pol le gustaba, y yo me dejé llevar. Y, de repente, apareció una persona en nuestra historia“. El gallego se refiere a Adara. Según él, fue ella la que se entrometió en su amistad con Pol, y no al contrario, algo que molestó bastante tanto a la madrileña como a su chico: “Es normal que se intente meter con los mejores para tener protagonismo”.

Su enfrentamiento con la pareja no terminó ahí. El recién expulsado y cuarto semifinalista del concurso trajo en una bolsa diversos regalos que repartió en diferentes momentos de la noche tanto a Adara como a Pol. A la primera, el concursante le obsequió con un diccionario de la Real Academia Española, haciendo referencia así al supuesto poco vocabulario que tiene su excompañera. En cuanto a Pol, una correa que hacía alusión a lo “sometido” que está el chico frente a Adara y un ojo de juguete en relación a su expulsión fueron los regalos que recibió de Miguel. Ofendido, el catalán contestó enfadado a su examino: “Es una pena que te tengas que conformar con darme el ojo cuando lo que te hubiera gustado habría sido darme por el ojo“.

Miguel reconoce su mentira

El exconcursante, que este domingo acudía por primera vez a un plató desde su expulsión, lleva tres meses repitiendo el mismo discurso, haciendo alusión a la “doble personalidad” que siempre ha mostrado a lo largo de su vida. Miguel se siente “ganador de su vida” porque, según él, “no venía condicionado por nada porque me la sudaba el premio. Una persona inteligente hubiera actuado de otra manera“.

Por otro lado, y en referencia a las imágenes de su casting en las que confiesa sentirse atraído por chicos heterosexuales, y tener como hobbie “retorcer parejas”, el concursante ha reconocido que falseó parte de sus palabras porque, por aquel entonces, él no mostraba su verdadera personalidad: “El chico que presenté en el casting era una chico de mentira“.

Loading...