Miguel, cuarto semifinalista de 'Gran Hermano 17'

Miguel ya no podrá ganar ‘Gran Hermano 17. El no-calvo se ha convertido en el concursante menos favorito por parte del público para llevarse el ansiado maletín. Ahora, una vez fuera de la casa, deberá enfrentarse a sus polémicas mas sonadas: desde el peluquín, hasta su repentino enamoramiento de Pol.

Miguel, cuarto semifinalista de 'Gran Hermano 17'

Miguel, cuarto semifinalista de ‘Gran Hermano 17’

Miguel, cuarto semifinalista de ‘Gran Hermano 17’

Fue el primer concursante en entrar en la casa y, sin duda, su vídeo de presentación quedará registrado en nuestra memoria por mucho tiempo. El gallego se presentó como un modelo que tiene pánico a envejecer. No obstante, pronto desveló su gran secreto. Su prótesis capilar ha tenido, por momentos, más protagonismo que el propio concursante.

Poco a poco fue descubriendo su secreto a algunos de sus compañeros, con los que más feeling ha tenido, aunque ya hace algunas semanas el concursante se atrevió a quitarse su prótesis en el salón, delante de todos sus compañeros, entre lágrimas y palabras de apoyo de todos ellos. Más tarde, a un paso de la final, el concursante quemó el peluquín entre llantos y gritos y regalando uno de los momentos más sobreactuados de la edición.

Aunque en los últimos días su convivencia en la casa no ha sido nada conflictiva, Miguel ha protagonizado una de las tramas que han funcionado como hilo argumental de la edición. Su intromisión en la relación entre Adara y Pol, su salida del armario y su repentino enamoramiento por el catalán provocó los celos desmedidos de Adara.

Loading...