Inicio Comunicación ‘OT 2018’: Risas, descontrol, lágrimas y un gran nivel en el primer...

‘OT 2018’: Risas, descontrol, lágrimas y un gran nivel en el primer pase de micros de la Gala 7

La mañana del 3 de noviembre quedará siempre en la memoria de los concursantes de ‘OT 2018‘, y es que fue el día en el que salieron por primera vez de la Academia para testar el éxito que están teniendo de puertas hacia fuera y poder firmar discos a sus fans. Sin embargo, tras el subidón, toca volver a ponerse manos a la obra y demostrar cómo llevan los temas en el primer pase de micros de la Gala 7.

Miki y Sabela eran el primer dúo que se enfrentaban a la valoración del claustro. Aunque la gallega se reprochó que había desafinado un poco, los profesores no vieron pegas a cómo llevaban el trabajo. “Hay que afinarlas todas, Miki“, comentaba Manu Guix, que afilaba en que el final había sido lo único que había fallado. Javier Calvo y Javier Ambrossi, por su parte, coincidían en que se dejaran llevar en todo momento.

Sabela y Miki en el primer pase de micros de la Gala 7 de 'OT 2018'

Sabela y Miki en el primer pase de micros de la Gala 7 de ‘OT 2018’

En cuanto a Julia y Marta, aunque se han mostrado muy seguras durante la actuación, todavía quedan aspectos a mejorar por falta de tiempo, como en la coreografía. “No descuidéis lo que parece más fácil porque ahora mismo es lo que está peor“, ha comentado Guix, relatando que Marta ha comenzado muy desafinada. Mamen Márquez cree que “vocalmente tenemos que hacer un currazo porque queréis hacer cosas que luego os rajáis a la mitad”. “Interpretativamente tenéis mucho camino ganado, os despista que tenéis que aprenderos la coreografía, pero estoy tranquilo por nuestra parte porque siento que va bien“, apostillaba Javier Calvo.

La versión que Alba Reche y Carlos Right van a interpretar de “Contamíname”, de Pedro Guerra, tiene un toque reggaetonero que entusiasma a los concursantes. En cuanto a la valoración, le han vuelto a reprochar a Alba que ha perdido la vocalización y que es un trabajo que no debería de dejar marchar, mientras que Carlos tiene que aprenderse la letra a la perfección.

Famous se rompe y María sorprende con su descontrol

María en el primer pase de micros de la Gala 7 de 'OT 2018'

María en el primer pase de micros de la Gala 7 de ‘OT 2018’

La canción de Famous ha estado tan llena de emoción que ha terminado con Mamen Márquez incapaz de reprimir las lágrimas por la acumulación de todas las emociones que están viviendo los alumnos: “Me ha gustado mucho, qué quieres que te diga”, afirmaba entre risas. Tras esto, el concursante se ha roto y ha tenido que ir Noemí Galera a darle un abrazo para consolarlo. “No deja de sorprenderme cómo con lo niño que eres cuando estoy contigo y de repente te pones a cantar esto… Tu transformación es tan espectacular”, aseguraba Manu Guix.

Natalia tiene el reto de cantar una canción de Sia esta semana y, tal y como ha comentado el director musical de la Academia, “es brutal cómo te suena”. Los Javis le han reprochado haber tirado de recursos y creen que puede ir a un lugar más honesto, algo en lo que la de Pamplona coincidía. María ha puesto el tono rockero al pase, dejando boquiabiertos a sus compañeros y profesores, quienes han respondido con un sonoro aplauso tras su derrochante energía al final del número. “A mí me mola, pero había momentos que me parecía un destripe”, opinaba Noemí Galera. Los profesores coincidían en que es una propuesta interesante y arriesgada, pero hay que terminar de pulirlo para que no quede descontrolado. “No he visto nada de postureo, era todo verdad”, decía Guix.

¿Marilia o Noelia?

Marilia fue la primera de las nominadas en interpretar su tema “María se bebe las calles”, de Pasión Vega. Manu Guix aseguraba que el tema le queda a la perfección, pero coincidía con Joan Carles Capdevilla en que “es una pena que te inventes las notas“. En el caso de Noelia, su “Stone Cold”, de Demi Lovato, derrochó emoción, que se podía ver en la cara de felicidad de Los Javis por el trabajo de su alumna. Noelia no podía evitar emocionarse justo antes de que los profes lanzaran al suelo sus cuadernos por el nivel del tema. “Es tan bestia lo que haces… Es un ejercicio de tanto virtuosismo técnico que es alucinante“, aseguraba el director musical. “Es la primera vez que veo que te pasan cosas cantando”.