Pedrerol carga contra los culpables de los incendios de Galicia

Las últimas 48 horas han llevado a Galicia a vivir una de las peores oleadas de incendios forestales de su historia. El fuego llegó incluso a núcleos urbanos como la ciudad de Vigo, que vio cómo las llamas irrumpían en zonas como la plaza de España con casi una veintena de focos activos. A su paso ha dejado la pérdida de terrenos, bosques, casas y la muerte de cuatro personas. Por eso son muchos los personajes televisivos que han querido lanzar un mensaje de solidaridad y apoyo a la comunidad gallega. Y también de crítica y rabia hacia los verdaderos culpables de este terrible suceso.

Uno de ellos ha sido Josep Prederol que ante lo que se estaba viviendo en tierras gallegas, no ha podido por menos que cargar contra los responsables instando a las autoridades a que no queden impunes y que vayan a la cárcel.

“Están quemando Galicia”

“Galicia está sufriendo las consecuencias de muchos incendios, provocados la mayoría. ¿A quién le puede pasar por la cabeza provocar un incendio? ¿Cómo se puede ser tan mala gente?”, comenzaba su monólogo. “Decíamos se está quemando Galicia, más correcto sería decir están quemando Galicia”, aclaraba el presentador. Una de las conexiones que más impresionó a Pedrerol fue la realizada con el colaborador Óscar Pereiro que aseguraba: “a 3 kilómetros están ardiendo casas. Está siendo un día terrible. Desde el balcón de mi casa ves las montañas completamente rojas. Es terrorífico”.

El apoyo del programa se ha mantenido desde el inicio de los incendios forestales y lo han mostrado a través de las redes sociales mediante el hashtag #ElChiringuitoConGalicia .

“Hay que pillarles. Hay que meterles en la cárcel después”

Finalmente, el catalán quiso lanzar un cariñoso mensaje a los ciudadanos de las zonas gallegas y asturianas que están pasando por este terrible momento: “Hoy nos ha costado porque sois de Galicia o de Asturias, o tenéis familiares o amigos y no saben si podrán volver a su casa por unos salvajes que se encargan de provocar esos incendios”.

“Que poca vergüenza tenéis”, recriminaba. “Hay que pillarles. Hay que meterles en la cárcel después. Intentar que no se pueda edificar después y que no haya negocio”, concluía con evidente sentimiento de impotencia y rabia.

Loading...