Inicio Comunicación Receta de tarta de manzana con frutos secos, de Eva Arguiñano

Receta de tarta de manzana con frutos secos, de Eva Arguiñano

Eva Arguiñano ha elaborado esta receta de tarta de manzana y frutos secos aprovechando la temporada en la que estamos. Tenemos gran variedad de manzanas en el mercado, así que si tienes alguna reunión prevista, este postre tan fácil de hacer y tan rico te puede salvar de un apuro.

Además, Eva nos da un consejo muy útil a la hora de hacer la tarta: Hay un truquillo para que la pasta quebrada de las paredes del molde no se bajen y consiste en mojarla con un poco de agua presionando la masa de manera que quede adherida al molde.

Ingredientes, para 6 personas

Para la masa quebrada:

250 g de harina de trigo+25 g para estirar

40 g de azúcar glas

1 yema de huevo

125 g de mantequilla

1 pizca de sal

Para el relleno

4 manzanas Golden

45 ml de leche

10 g de harina

80 g de azúcar glas + 10 g para espolvorear

100 g de mantequilla derretida

50 g de almendra laminada

75 g de avellanas

75 g de nueces

1 cucharadita de jengibre en polvo

1 cucharadita de canela en polvo

Hojas de menta (para decorar)

Elaboración

Para hacer la pasta quebrada, mezcla todos los ingredientes de la pasta quebrada en un bol. Amásalos hasta que queden bien integrados. Forma una bola, cúbrela con film de cocina para que no se le forme corteza y déjala reposando en el frigorífico durante 30 minutos. Espolvorea la encimera con un poco de harina y estírala con un rodillo.

Extiende la masa sobre la base y las paredes de un molde de fondo desmontable de24 cm. Cúbrela con papel de horno y coloca encima unas legumbres (destinadas a este fin). Hornea la tartaleta a 180º durante 20 minutos.

Para el relleno, pela y ralla las manzanas. Ponlas sobre la masa y espárcelas bien por toda la superficie.

Pica un poco la mitad de los frutos secos y ponlos en un bol. Reserva el resto sin picar. Agrega al bol la harina, 80 g de azúcar glas, el jengibre, la canela, la mantequilla fundida y la leche. Reparte la mezcla sobre las manzanas ralladas. Corónala con los frutos secos sin picar (reservados anteriormente).

Hornéala a 180º durante 1 hora aproximadamente. Para que los frutos secos no se tuesten demasiado, a la media hora, cubre la tarta con un trozo de papel de aluminio. Retírala y deja que se temple. Espolvoréala con un poco de azúcar glas y adórnala con unas hojas de menta.

Publicidad