Inicio Comunicación Salim Akil, productor de ‘Black Lightning’, demandado por violencia doméstica

Salim Akil, productor de ‘Black Lightning’, demandado por violencia doméstica

En enero de 2018 The CW ampliaba su lista de producciones basadas en personajes de la marca DC Comics gracias a ‘Black Lightning. La serie, que en España pertenece a Netflix, ha sido independiente del resto del Arrowverso y consiguió captar a 1,7 millones de espectadores durante sus trece capítulos, por lo que la cadena no dudó en renovarla por una segunda tanda que llegaba en octubre. A pesar de que sus datos hayan descendido, el drama encabezado por Cress Williams se mantiene por encima del millón de personas cada martes.

Salim Akil, productor de 'Black Lightning'

Salim Akil, productor de ‘Black Lightning’

Pero es posible que en el parón navideño sufra algún cambio debido a las recientes noticias publicadas acerca de su principal impulsor Salim Akil. El californiano fue el encargado de desarrollar la historia de cómics creada por Tony Isabella y Trevor Von Eeden y figura como productor ejecutivo, además de dirigir y escribir episodios. Pues bien, Akil ha sido demandado por supuesta “violencia doméstica e incumplimiento de contrato” por parte de Amber Dixon Brenner, su pareja durante una década con la que rompió hace un año, según ha recogido The Hollywood Reporter.

Brenner ha afirmado que el productor le habría golpeado en repetidas ocasiones durante su relación, además de practicarle sexo oral e incluso hacer fotografías sin permiso en relaciones íntimas. Pero esto no queda aquí sino que habría interpuesto otra demanda tanto a Akil como a la cadena OWN por “infracción de derechos de autor”. La supuesta víctima realizó un guion llamado “Luv & Perversity in the East Village” en 2016 que cuenta la relación entre dos hombres de raza negra que se enamoran y dan un giro radical a sus vidas.

Akil parece que quedó entusiasmado con esta idea y más tarde crearía “Love Is” para Oprah Winfrey Network (OWN) bajo la misma premisa y habría usado el propio guion mostrado para sacarlo adelante. El citado medio señala que Brenner “está buscando daños por el uso de sus ideas y por angustia emocional”. Warner Bros Television ha comenzado una investigación donde “entrevistará a los miembros del elenco y al equipo de las dos series” para conocer si habría podido repetirse la situación en los sets aunque sea externa inicialmente.

Segundo caso en un año

La situación se ha producido prácticamente un año después de que Andrew Kreisberg, productor de todas las ficciones del Arrowverso, fuese acusado por agresión sexual. Fue a mediados de noviembre de 2017 cuando 19 personas (hombres y mujeres) se unieron de forma anónima para denunciar tocamientos inapropiados y besos sin consentimiento. Los protagonistas de ‘Arrow‘, ‘The Flash‘ y ‘Supergirl‘ se pusieron del lado de las víctimas y Kreisberg acabó siendo despedido. En Marvel también tenemos algún caso: el actor de ‘Runaways‘ Kip Pardue fue acusado de masturbarse delante de una actriz en un film.